Lomas de Zamora | crisis | Línea 141 | paro

Crisis en una empresa de colectivos de Lomas: "Pretendían que la línea desaparezca"

Los choferes de la línea 141 llevan cuatro meses de paro sin cobrar sueldos. En medio de la crisis, denuncian que la intención era hacer desaparecer la línea.

La línea 141 atraviesa una profunda crisis. El servicio lleva cuatro meses interrumpido y los trabajadores no cobran desde mayo. Denuncian destratos por parte de las autoridades de la empresa.

A las 0:00 del viernes 8 de mayo comenzó un paro por falta de pago de choferes y trabajadores de la línea 141, que une Lomas de Zamora con Flores y Palermo. Aquella vez reclamaban la demora en cobrar el salario de abril. En medio de luchas, protestas y reclamos, ni el más pesimista hubiera imaginado que esa medida de fuerza iba a extenderse por más de cuatro meses.

Según le informaron a El Diario Sur, la empresa está cada vez más lejos de ponerse al día con lo adeudado y los trabajadores viven una gravísima situación económica. "Seguimos con la lucha, seguimos igual. Estamos de paro desde el 8 de mayo. Nos deben los sueldos de mayo, junio y julio más medio aguinaldo", le contó a este medio Carlos Cáceres, delegado de la línea 141.

Linea 141.jpg
La línea 141, que une Lomas de Zamora con Capital Federal, atraviesa una grave crisis económica.

La línea 141, que une Lomas de Zamora con Capital Federal, atraviesa una grave crisis económica.

Por estar tanto tiempo sin cobrar lo que les corresponde, deben rebuscársela como pueden en medio de la cuarentena: "Algunos hacen changas y el resto viene a hacer el aguante. Muchos no podemos estar por la pandemia".

El reclamo salarial va a acompañado por una denuncia de serios destratos laborales por parte del empresario a cargo. "Mario Cirigliano es nuestro empresario. No nos pagó los sueldos, mandó a Gendarmería al predio y los echó a la calle (a los trabajadores). Nosotros nos vinimos abajo de la autopista. Encima engañó a los compañeros haciéndoles firmar un petitorio para presentar ante el juez, como que los compañeros lo piden para seguir con él. Pretendía que desaparezca la línea 141, como hizo con la 36 y la 104", disparó Cáceres.

En medio de esta crisis, dos empresas asoman para hacerse cargo de la línea 141 y darle una solución a esta crisis. "Hay una licitación donde se presentó Misión Buenos Aires y ERSA. Falta la firma del Ministro de Transporte. El que gana la licitación se tiene que hacer cargo de la antigüedad de los compañeros y de los salarios caídos", indicó el delegado.

Dejá tu comentario