NACIONAL - SALUD

PAMI desmintió que haya deudas con los prestadores

Ante las constantes presiones por parte de la Asociación de Clínicas y Sanatorios Privados de la República Argentina (Adrecra), la Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales (Confeclisa) y del Colegio de Farmacéuticos la obra social desmintió la falta o atraso de pagos.
miércoles, 05 de noviembre de 2014 · 14:02

Tras varias denuncias tanto particulares como de entidades como Adecra, Confeclisa y el Colegio de Farmacéuticos, PAMI informó que "no existen retrasos en los pagos o deudas con los prestadores”, por lo que las clínicas, hospitales y médicos que atienden por dicha obra social no deberían poner trabas a las consultas, internaciones y estudios.

"El Instituto desde hace más de un año migró de un sistema donde se abonaba por adelantado, donde se pagaban cápitas por adelantado, sistema que resultaba indiferente a la real asistencia, a uno donde se pagan las prestaciones que efectivamente se realizan. Este sistema es auditado administrativa y médicamente para que el afiliado reciba una prestación de calidad”, detallaron acerca del funcionamiento actual.

Añadieron también en su comunicado que en "una muestra de buena voluntad”, PAMI realiza mensualmente un adelanto financiero a los prestadores, siendo que rambién disponen de un equipo técnico de asesoramiento y capacitación de estos prestadores, que los "auxilia cuando los mismos, por distintas razones, no logran cargar correctamente los datos de las prestaciones realizadas”.

Por lo tanto, desmiente que las deficiencias en la atención de los pacientes, mayoritariamente jubilados y pensionados, sea deficiente por ineficiencia o incapacidad de la obra social sino de los prestadores médicos particulares.

Desde la Asociación de Clínicas y Sanatorios Privados de la República Argentina (Adrecra) y la Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales (Confeclisa), no obstante, denunciaron la "falta de financiamiento" del instituto.

Las principales deficiencias percibidas por los usuarios es la falta de cercanía de las prestaciones, la insuficiencia de camas para internación de los afiliados, un inadecuado sistema de contrataciones, geriátricos y establecimientos de salud mental que no cumplen requisitos, y falta de médicos especialistas y centros de atención en diversas zonas, teniendo que desplazarse lejos de sus hogares. Sin embargo, el reclamo más frecuente es el largo plazo de espera para realizarse un estudio y/o cirugía que no sea cuestión de emergencia.

PAMI es una de las obras sociales más utilizadas ya que se centra en la tercera edad, siendo que el 70 por ciento de la población mayor de 64 años y al 98,7 por ciento de los mayores de 80 años poseen esta obra social, siendo que del total de afiliados el 94,2 por ciento de los afiliados utilizó las prestaciones.

Hoy en día, más de 2 millones de afiliados cuentan con la cobertura del 100 en sus medicamentos, siendo que hace 10 años tan sólo 9 mil podían acceder a este beneficio, lo que infiere en más costos que conllevaron problemas con las farmacéuticas.

Es así que hace un par de meses las farmacias amenazaron con dejar de vender por esta obra social. Si bien la medida de fuerza finalmente no fue efectuada, la deuda asciende a los 357 millones de pesos, sin contar cifras que atañen a comercios sindicales. A nivel nacional estaría superando los 2100 millones de pesos.

Comentarios