Sociedad

Cáncer, una enfermedad que afecta a 100.000 personas al año en Argentina

Hoy se celebra el “Día Mundial contra el Cáncer” con el fin de que la gente obtenga mayor información, incorpore hábitos saludables y pueda evitar esta patología.
miércoles, 04 de febrero de 2015 · 13:33

En Argentina, cada año mueren alrededor de 62.000 personas por causa del cáncer, que continúa siendo una de las enfermedades que más afectan a la humanidad. Por eso, los especialistas insisten en los métodos de prevención. Aseguran que no es cuestión del azar sino que las personas pueden realizar distintas acciones que le permitan una vida saludable como, por ejemplo, dejar de fumar. A grandes rasgos, este es el objetivo del "Día Mundial contra el Cáncer”: concientizar para prevenir.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explicó que el cáncer es una de las principales causas de muerte en el mundo. Las estadísticas esbozadas por la asociación indican que en 2012 causó 8,2 millones de muertes en todo el mundo y casi de 62.000 en la Argentina. Las cifras con respecto al futuro tampoco son alentadoras, la entidad prevé que las muertes por esta enfermedad aumentan y que incluso alcancen a 13,1 millones en 2030.

Por su parte, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) realizó un estudio en Argentina cuyo resultado fue que en 2012, se produjeron 115.162 casos nuevos de tumores malignos, que son los que desembocan en cánceres. En relación al resto de los países, el nuestro posee un medio-alto de incidencia de esta enfermedad, según indicó la organización.

La OMS asegura que en Argentina hay más de 100.000 casos nuevos de cáncer en ambos sexos por año, con porcentajes similares tanto en hombres como en mujeres. Teniendo en cuenta estos datos, la IARC emitió cifras aún más contundentes: hay una incidencia en ambos sexos de 217 casos nuevos por año cada 100.000 habitantes. Esto representa aproximadamente 60.000 muertes por año, de las cuales más del 90% se produce en personas mayores de 44 años de edad.

Sin embargo, decir simplemente "cáncer” es muy amplio ya que existen diferentes clases, que implican varios niveles de riesgo. La OMS asegura que el mayor número de muerte está dado por los cánceres de pulmón, hígado, estómago, colon y mama. Todos ellos afectan de distinta forma si se trata de un hombre o una mujer.

Añade que todos los tipos poseen algún grado de prevención ya que existen factores de riesgo que son conductuales y dietéticos: el consumo de tabaco; el exceso de peso o la obesidad; las dietas malsanas con un consumo insuficiente de frutas y hortalizas; la inactividad física; el consumo de bebidas alcohólicas; las infecciones por PVH y VHB; la contaminación del aire de las ciudades y el humo generado en la vivienda por la quema de combustibles sólidos.

Las personas que no hacen estas actividades o no prestan atención a estos recaudos, tienen mayores posibilidades de padecer la enfermedad en comparación a las que llevan un estilo de vida saludable. Las estrategias de prevención, según la OMS, son: intensificar la evitación de los factores de riesgo recién enumerados; vacunar contra los PVH y el VHB; controlar los riesgos ocupacionales y reducir la exposición a la radiación solar.

Sobre estas cuestiones, la entidad internacional hace una mención especial debido a los daños que genera: el tabaco es el factor de riesgo más importante, y es la causa más del 20% de las muertes mundiales por cáncer en general al tiempo que produce alrededor del 70% de las muertes mundiales por cáncer de pulmón. Las cifras son alarmantes si se tiene en cuenta la gran cantidad de gente que realiza este hábito a diario o es adicta al cigarrillo.

"El diagnóstico temprano consiste en conocer los signos y síntomas iniciales (como en el caso de los cánceres del cuello uterino, la mama o la boca) para facilitar el diagnóstico y el tratamiento antes de que la enfermedad alcance una fase avanzada.”, expresó la OMS. No obstante, los médicos explican la importancia de hacerse controles médicos esporádicamente, sobre todo, para aquellas personas que tienen problemas hereditarios o los que tuvieron un tumor, ya sea benigno o maligno. Este último grupo de pacientes debe hacerse chequeos cada cinco meses.

 

 

Comentarios