Sociedad

La vida en manos de las drogas

La drogadicción es uno de los peores males de la sociedad. Cada año. Mueren millones de personas en el mundo a causa de esta afección que genera una dependencia física y sicológica entre los consumidores.
lunes, 15 de junio de 2015 · 10:26

La comercialización de drogas es el negocio más millonario del mundo. Los vendedores alcanzan grandes fortunas a costa del sufrimiento de los demás, aquellas personas que no pueden evitar gastar todo su dinero, consumidores que le roban plata a sus seres queridos, madres que ven cómo sus hijos se van perdiendo de a poco hasta gastar su última gota de aliento, gente que se queda sola, ilusiones perdidas en el camino, metas que no se cumplen. Todo eso y más. La droga mata. Promete unos minutos de felicidad absoluta y, a cambio, se roba la vida. Los principales narcotraficantes del mundo manejan empresas de gran envergadura y tienen un poder que los ubica a la altura de cualquier presidente, con gran incidencia dentro de todas las naciones. Por eso, pareciera imposible hablar de la extinción de este mercado.

Según el Ministerio de Salud de la Nación, la drogadicción produce diversas consecuencias tóxicas agudas y crónicas como el estado de dependencia. Esta dependencia se genera por una adaptación psíquica y física cuando el consumo es reiterado, dado que de lo contrario provoca el síndrome de abstinencia. Con el tiempo se va produciendo la necesidad de ir aumentando los niveles de dosis para que el organismo alcance los efectos iniciales (tolerancia). La drogadicción es considerada una enfermedad porque afecta los aspectos físicos, psicológicos y sociales del individuo, esto es a la salud en general. Sin embargo la decisión sobre el consumo y la responsabilidad del individuo son vitales tanto en el inicio como en el mantenimiento y posible tratamiento. Se puede producir una sobredosis o intoxicación aguda cuando se introduce en el organismo más sustancia de la que este es capaz de metabolizar. Esto puede producir el estado de coma e incluso la muerte.

En Argentina, existe una gran cantidad de personas adictas a distintas clases de sustancias ilícitas. Un informe elaborado por la Universidad Católica Argentina reveló que la venta de drogas en el país creció un 50% entre 2010 y 2014 hasta afectar a casi la mitad de los hogares urbanos, especialmente a aquellos de los barrios más vulnerables. Un estudio hecho por el Barómetro del Narcotráfico y las Adicciones en Argentina - basado en unas 28.000 entrevistas a hogares de conglomerados urbanos- lanzó que en los barrios de un nivel socioeconómico medio-alto, la percepción de la venta de drogas creció un 30 % mientras que en los de niveles bajos, el aumento fue de entre un 50% y un 60%.

Asimismo, es preocupante la adicción entre los jóvenes. Así lo enuncia el último estudio elaborado por la SEDRONAR, que alcanza el período 2001 -2011. En ese tiempo, el éxtasis creció un 1200%, la cocaína un 300%, los solventes e inhalantes un 227%, la pasta base un 120% y la Marihuana un 100%. Si bien porcentualmente la marihuana presenta el menor crecimiento, continúa siendo la droga más consumida, más que triplicando al resto. Se observa que existe una suba significativa del consumo de las drogas más potentes y adictivas como el paco, la cocaína o el éxtasis, lo que genera un alerta adicional ya que son estas drogas las que en su mayor parte están presentes en los cuadros de "sobredosis" en los adolescentes.

En cuanto a la intensidad en el consumo de drogas, la frecuencia de consumo en un determinado plazo de tiempo, aproximadamente la mitad de los estudiantes bonaerenses que reconocen consumir drogas como marihuana, cocaína, paco o éxtasis dicen hacerlo de manera "ocasional", mientras que el 25% aproximadamente de estos mismos estudiantes declaran ser consumidores frecuentes, lo hacen diariamente o semanalmente.

Entre los análisis, se destaca que la marihuana es la sustancia que da pie al consumo de otras drogas mientras que, una gran cantidad de adictos, revelaron que la cocaína fue la que los incitó a comenzar un tratamiento para salir de las adicciones.

Las adicciones no discriminan edad. Los consumidores de drogas son cada vez más jóvenes. Según la Secretaría de Adicciones Bonaerense, la edad entre los 12 y 16 años es la etapa en que los adolescentes se inician mayormente en la droga. De ellos, el 20,7% lo hace a los 13 años y el 11,6% a los 12.

Tras analizar el tipo de droga que consumen los jóvenes, se llegó a la conclusión de que mayormente para la marihuana, la cocaína y el éxtasis la edad de inicio son los 15 años, mientras que para el paco y los inhalantes es 14.

Por otra parte, los organismos oficiales identifican que si bien a medida que aumenta la edad se incrementa el porcentaje de estudiantes que han consumido drogas, se observa que el segmento que ha tenido mayor aumento de consumo fue el de 14 a 16 años, donde la Marihuana crece un 185% en ese tramo etario.

Comentarios