Cultura

"Para ser periodista hay que tener mucho coraje"

Silvina Chediek, fue parte de los comienzos de una televisión marcada a fuego por la cámara en vivo. A lo largo de 31 años desarrolló una carrera dentro de los medios de comunicación. Recibió el Premio Martín Fierro en el año 2000 y la Fundación Konex le otorgó una distinción en el año 2001.
lunes, 24 de agosto de 2015 · 11:12
Conductora de radio y televisión, se desempeñó en importantes programas radiales y televisivos. Comenzó su carrera en El Espejo, luego participó de la conducción de Imagen de Radio durante 1990 y 1991. En el canal de
la mujer, condujo Reconocernos, Confesiones al oído y Salud con Silvina y El gusto es mío. En radio estuvo al
frente del programa Nunca es tarde y Muestra gratis justo a Adolfo Castelo. Autora y conductora del programa
Letra y Música, en canal (á) y en radio. Participó del programa Sentir y Pensar con Sergio Pasqualini y de campañas de prevención del VIH, el cáncer de mama y la violencia doméstica. Condujo ceremonias de entrega de premios como los Premios Ace en 1999, especial sobre Lady Di, los Juegos Olímpicos de Sydney.
¿Cómo fue el paso de maestra de inglés a trabajar en los medios de comunicación?
-Un día  fui con mi hermano y unos amigos a conocer a Hugo Guerrero Marthineitz. El peruano que entre las mil cosas que hizo, hizo un programa que se llamaba "A solas”. El quería llevar gente desconocida, me invito,  hicimos dos programas y ahí me vio Víctor Hugo Morales, le guste como hablaba y cuando a él lo convocaron para hacer televisión por primera vez acá, en "El Espejo” empezaron a pensar nombres de mujeres para acompañarlo y pidió que me trataran de ubicar. No fue fácil me ubicaron y me propusieron trabajar en televisión. Así fue como hace treinta y un año debuté haciendo "El Espejo” en 1984.
Después de los años del "Espejo” hice un programa que se llamó "Libremente” que era con Jorge Rossi, Guillermo Mazzuca y Masllorens, Daniel Dátola y yo. Después si empezó "Imagen de Radio”, que fue un aprendizaje increíble para mi con los Badia. Y en el año 90 empecé a tener programas propios de cable de charlas que es lo que a mi me gusta mas, como el que estoy haciendo ahora. 

¿Qué fue lo que te dejo esa experiencia de recorrer el interior al comienzo de tu carrera?
-Definitivamente me abrió la cabeza, siempre esta la fantasía de que para abrir tu cabeza tenes que viajar y cuando se dice viajar pensas en el mundo. Yo hubiera pensado lo mismo hasta que me pasó eso y la realidad es que puedo decir con alegría que conocí mi país antes que otros. 
Esa forma de viajar fue muy enriquecedora porque llegabas a todos los lugares turísticos en principio, y además a lugares donde nunca había llegado una cámara y un micrófono. En una entrevista por ejemplo en Rio Negro que se llamó "El hombre olvidado”,  que fue alucinante, un señor de poquitas palabras en el medio del viento patagónico, eso te abre a pensar en por ejemplo la palabra pintoresco refiere a algo que no lo ves con tus ojos de ciudad, es lo único que hay en ese lugar porque no hay otra cosa. 
Eso terminó mi educación, porque yo no estudie periodismo. Tuve escuelas maravillosas porque el equipo de producción de El Espejo estaba compuesto por  gente genial entre los que estaban Luis Cella. Los productores más los técnicos de Canal 13 dispuestos a enseñar, yo con ganas de aprender, pasar por la experiencia de "Libremente”, y después los Badia que son otra escuela innegable porque tanto Juan Alberto como Marisa me enseñaron mucho,  siento que compenso esa culpa por no haber estudiado, que ahora es mucho mas común porque en nuestra época como recién salíamos de la dictadura no había este auge por la comunicación. Era muy frustrante porque los canales estaban intervenidos por las fuerzas armadas, se estudiaba en muy pocos lugares. Yo siento que tuve la escuela de la práctica en vivo y lo que viví en el espejo, vino de la mano de un aprendizaje impresionantemente humano. 
Nuestro país es complejo porque tiene regiones que no se parecen en nada entre si, no es lo mismo poblar la Patagonia que vivir en el NOA, o en el NEA, la región de Cuyo, la Pampa Húmeda, somos muy diversos y muy ricos al mismo tiempo. 
Algo que recuerdo de El Espejo, antes de salir a la argentina salíamos a los barrios de Buenos Aires, se invitaba a la gente a hacer distintas cosas, si vivía algún famoso entrábamos a su casa,  en el barrio de River, fuimos a la casa de Tito Alberti, en un momento dicen ahí en el garage esta el pibe de el que tiene una banda. Yo hacia dos meses que había empezado, y si iba yo era porque quizás la nota no era tan importante, entonces presenté Soda Stereo tocó "Vitaminas” y no recuerdo que otro tema. Debe haber sido, si no fue la primera la segunda vez que ellos aparecieron en la televisión seguro. 

Comentarios