Preocupación

¿A qué se debe la invasión de ratas y ratones que vive la Patagonia?

En el marco de una medida preventiva, prohibieron el acceso a balnearios, senderos y zonas turísticas. Se trata de un fenómeno que se da cada 50 o 60 años.
martes, 19 de noviembre de 2019 · 07:50

Con todavía el miedo de las 11 muertes en Epuyén, Chubut, por el brote de Hantavirus, las autoridades neuquinas decidieron cerrar los accesos a los lagos y balnearios más importantes de la provincia, entre ellos las inmediaciones del Parque Nacional Nahuel Huapi por una invasión de roedores.

Se trata de un fenómeno que se repite cada 50 o 60 años, de acuerdo a los especialistas. Se da por un cambio en la flora de la zona, que conlleva el incremento y acercamiento de múltiples especies de roedores, entre ellas el ratón colilargo, que es el transmisor del hantavirus.  

Esto se debe a que estos animales se alimentan, principalmente de la caña colihue, un arbusto típico de la zona que da una gran cantidad de semillas que son alimento para los ratones. En esta época, se vio una importante proliferación de esta planta, por lo que notaron una masiva llegada de roedores a las zonas costeras a los lagos.

"Este crecimiento se da cada 50 o 60 años, y la cantidad de alimentos es acompañada por un aumento exponencial de la población de roedores", contó a TN el subsecretario de Salud de Neuquén, Jorge Ninno, descartando que sea algo nuevo y permanente sino una cuestión estacional. En este sentido, contó también que la reproducción de estas ratas comienza en "zonas silvestres” pero, cuando la comida se agota y empieza a abundar en zonas cercanas a los lagos y balnearios, la "ratada" comienza a acercarse y entrar en contacto con la población.

A modo de prevención, para evitar el contacto y posible contagio de enfermedades, desde el Centro de Ecología Aplicada de Neuquén y con Parques Nacionales diseñaron un plan de contención evaluando la distribución de estos animales,  además de proceder al cierre temporal de los sectores afectados por la “ratada”.

El área más afectada, por el momento, se extiende desde Villa La Angostura hasta San Martín de los Andres, por lo que durante un mes no se podrá acceder a la zona de Cascada Ñivinco, el sendero Última Esperanza, los lagos Correntoso Espejo, Totoral, Aguada del Burro, Rincón Panguinal, a las lagunas desde los 7 Lagos ni a balnearios y áreas de acceso del lago Espejo, de acuerdo a lo comunicado por las autoridades del Parque Nacional Nahuel Huapi.

Comentarios