Nacionales |

Indec suspende los cambios en el Censo 2020

La principal crítica deviene de la pérdida de anonimato de la encuesta tras la realización de varios periodos de prueba. El contenido final del censo será definido por el Gobierno electo.

El 2020 se realizará un nuevo censo nacional para conocer datos de la población argentina. Para ello, desde el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) decidieron incorporar nuevas preguntas para tener un mejor relevamiento de la situación del país, no sólo con datos demográficos sino también sociales.

No obstante, algunas de estas preguntas no fueron recibidas con agrado por parte de los especialistas tras los periodos de prueba de esta encuesta nacional. Es por ello que desde el organismo decidieron suspender los cambios a la espera de que el próximo Gobierno analice cuáles de ellos será pertinente incorporar.

El problema en cuestión surgió al solicitarle a los encuestados datos personales como su número de documento o el lugar en donde trabajan, vulnerando el carácter de anonimato en que se debe dar el proceso para no condicionar las respuestas de los ciudadanos.

Debido a esta crítica, decidieron dar marcha atrás con los ensayos que se estaban realizando para ajustar el procedimiento de cara a octubre del 2020, cuando efectivamente se hará la encuesta que en el país se realiza cada 10 años.

“El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informa la suspensión de pruebas precensales con inclusión de nuevas preguntas en los cuestionarios, tales como documento de identidad y domicilio laboral, hasta tanto sean evaluadas por las próximas autoridades y el comité censal que deberá ser convocado para la realización del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas de la Ronda 2020”, comunicaron desde el organismo.

Cabe destacar que el censo es una herramienta muy importante para conocer no sólo datos demográficos sino también sociales sobre las condiciones en las que habitan los argentinos y sus necesidades. Es por ello que, con el paso de los años, las preguntas van cambiando para incorporar cuestiones relacionadas con un contexto histórico en particular.

Por ejemplo, el censo del 2001 incluyó por primera vez la pregunta de autorreconocimiento indígena y de personas con discapacidad, mientras que el de 2010 tuvo un apartado para aquellos que se reconocen como descendientes de población africana. En este caso, se espera que haya una variable de identidad y género.

Dejá tu comentario