Justicia

“Bebote” Álvarez tendrá prisión domiciliaria

Es por la causa que lo investiga por asociación ilícita en pos de defraudar millonariamente a Independiente. Deberá llevar puesta una tobillera electrónica para monitorear el cumplimiento de su encierro.
lunes, 09 de septiembre de 2019 · 11:22

En el marco del pedido de elevación a juicio oral realizado por el fiscal Sebastián Scalera, finalmente el Tribunal Oral en lo Criminal 5 (TOC 5) de Lomas de Zamora, decidió otorgarle la prisión domiciliaria a Pablo "Bebote" Alvarez. El ex líder de la barra brava de Independiente se encuentra procesado como presunto jefe de una asociación ilícita que realizó maniobras defraudatorias contra el club.

A pesar de que el pedido había sido aprobado por la jueza de Avellaneda Brenda Madrid hace unos meses, otro de los magistrados había considerado que no le correspondía. Finalmente se aceptó como válida en el expediente la confesión que complicó a Hugo y Pablo Moyano, actuales directivos de la institución, y se pidió una morigeración de su situación procesal.

“Bebote” Álvarez ya se encontraría en su domicilio con una tobillera electrónica para poder monitorear el cumplimiento de su condena.

Cabe recordar que el ex barra comenzó a ser procesado por extorsión en grado de tentativa por las presiones ejercidas sobre Ariel Holan cuando era presidente del Club Independiente, siendo que de dicho expediente se desprendió e inició la causa por defraudación fiscal que se encuentra a cargo de la jueza Madrid. Además de Álvarez se encuentran acusados por esta segunda causa los barras Damián Lagaronne y Roberto (Polaco) Petrov, y los dirigentes Noray Nakis y Hector “Yoyo” Maldonado, entre otros.

Además, Pablo Moyano, vicepresidente de Independiente, se encuentra acusado de haber dirigido esta asociación ilícita junto a “Bebote” pero al ser indagado posteriormente no se incorporó al primer tramo de la causa.  

"Yo recibía todas las órdenes de Pablo Moyano, él me daba las indicaciones, la plata para los viajes, los partidos, él manejaba todo”, había asegurado Álvarez, a la vez que había asegurado que tenían un acuerdo con Pablo Moyano para financiar a la barra brava con $ 400.000 por campeonato, $ 30.000 por partido y otros $ 30.000 por cada partido de la Conmebol.

La acusación en su contra incluye maniobras defraudatorias contra el mencionado club "mediante la gestión, obtención, impresión oculta y reventa de entradas, protocolos de acceso a los espectáculos deportivos de dicha institución, bonos y cuotas sociales por fuera del ámbito societario y sin ingresar el producido económico al patrimonio del club". Además, consideraron que existía un sistema de concesiones recíprocas entre parte de la dirigencia (Moyano, Nakis, Maldonado) y la barrabrava.

Comentarios