Entrevistamos a José “El Nene” Sanfilippo

Crack de todos los tiempos, goleador increíble y ahora crítico ácido, impiadoso, expuesto siempre por su personalidad para la discusión y la polémica.
martes, 11 de agosto de 2015 · 11:22

José "El Nene” Sanfilippo es uno de los deportistas más consagrados del fútbol argentino. En su trayectoria, fue goleador de clubes como Boca y San Lorenzo, además de integrar muchas veces la Selección Nacional. Con la misma decisión que lo caracterizó a la hora de meter la pelota en el arco, supo ganarse su fama de personaje polémico. Llegó a golpear a un árbitro, a discutir co un gran número de dirigentes y pelearse con sus colegas. Hoy, sigue dando de qué hablar. Asegura que tiene una carrera intachable aunque sabe que Messi lo superó. A él y a todos.

¿Cómo ves a San Lorenzo en la actualidad?

San Lorenzo tuvo una oportunidad excelente cuando salió Campeón de la Libertadores, había armado un buen equipo, después lamentablemente, como hacen todos los presidentes, el Presidente transfirió a los jugadores Viatri y Correa, que eran más de medio equipo. O sea, San Lorenzo jugaba con cuatro en la última línea, cuatro en el medio campo y dos adelante. Esos dos de adelante tenían mucha peligrosidad para el gol pero después, y ahí es donde viene el gran problema, los vendieron.

Desarmó el equipo

Claro. Y si vos armaste un equipo que salió Campeón de América, no lo desarmes, seguí jugando, deja que la gente pueda disfrutar un poco de ese quipo. La gente también tiene que disfrutar un poco. Eso fue lo que pasó en esa primera etapa por eso, cuando fuimos a jugar con el Real Madrid, el gran papelón que pasamos porque no podía jugarle de igual a igual. Le faltaban figuras importantísimas. Los madrileños son peligrosísimos, juegan bien al fútbol, contragolpean muy bien. Cuando se puso dos a cero el partido, si no salían a defender, se comían cinco goles o más. San Lorenzo tuvo la oportunidad de ganar la Copa Intercontinental y la desaprovechó porque se defendió, hizo todo lo contrario de lo que hay que hacer en estos campeonatos que alguna vez lo jugó Boca, River, Independiente y lo ganaron.

¿Qué pensaste de la dirigencia del Club cuando perdieron el estadio de Boedo?

Qué puedo decir, se han hecho un estadio ahí en la ciudad deportiva, un barrio, muy de cuarta categoría, sin embargo San Lorenzo hoy tiene un Estadio que el día que llegue a cerrar las cuatro puntas y lo teche, va a pasar a ser el mejor estadio de América. ¿Para qué hacer dos estadios en vez de ganar un Campeonato?, ganen un Campeonato y después hagan el otr estadio. Seguramente, Tinelli va a hacer las cosas de tal manera que el otro estadio va a redituar a San Lorenzo con los eventos que se puedan hacer ahí.

¿Hay problemas de plata?

Le pagaron a todos los empleados del Club, los jugadores están al día, eso es una forma de rendir. Si vos no le pagás al jugador, n va a poder pagar sus cosas y se va a notar en el campo de juego. Como en san Lorenzo eso aparentemente está solucionado, es algo muy positivo para la institución

 

¿Te hubiera gustado tener más relación el Club?

Sí. Siempre pensé que con la entrada de Tinelli todo iba a cambiar pero bueno, lamentablemente no fue así. Él dijo muchas veces que yo era su ídolo. Si yo soy su ídolo, mamita querida. No me llamó nunca para nada y él sabe que yo soy muy importante en San Lorenzo no por lo que fui sino por lo que puedo llegar a ser, digamos como Relaciones Públicas, yo soy una persona muy querida por todo el fútbol argentino y lamentablemente se lo están perdiendo ellos. Quizás puede haber un poquitito de celos en algunos y bueno, eso es normal en los seres humanos.

¿Hay algún entrenador a quien hayas admirado más?

Lorenzo. Cuando me preguntan cuál fue el peor DT que tuve, contesto "Lorenzo”. Y cuando me preguntan cuál fue el mejor, contesto "Lorenzo”. El del 61 y el del 72.

¿Qué opinás de Messi?

El mejor jugador del mundo, de todos los tiempos, ese pibe nos superó a tdos.

¿Y a Maradona también?

No me hables de esas cosas. No hay comparación. En habilidad, los dos tienen diez puntos.. Como goleador, Messi lo superó lejos entonces de ese tema no se hable más.

¿Hay algún jugador en la actualidad que sea parecido a vos?

Tenés que hacer una ensalada de Agüero, Saviola, Romario…los ponés en una licuadora y a lo mejor sacás el cincuenta por ciento de lo que era yo.

¿Cuál era tu secreto para meter goles?

El deseo. Yo salía a la cancha siempre pensando que iba a hacer dos goles, ya estaba en mi cabeza, y por ejemplo, a jugadores, arqueros, periodistas, les decía hoy hago dos goles contra Boca que iba primero, y lo hacía.

¿Nunca tuviste miedo?

Nunca. Yo tengo miedo con la familia en la actualidad porque le toca a cualquiera. 

¿Por qué crees que tuviste conflictos con algunas personas del ambiente futbolero?

Son ignorantes algunos. Goycochea nunca se enojó, sí le dolió porque le puse el dedo en la llaga pero yo hablo porque entiendo. No es ofensivo decir te que te comiste todos los amagues, no es ofensivo porque el amague es un movimiento de cuerpo, y si lo entiende, va a cubrir más metros de alto, y va a poder sacar la pelota de otra manera. Y aquel al que le digo que no sabe patear, que aprenda, que se quede en la casa todo el día pateando todo.

¿No quisiste hacer una carrera como entrenador?

Yo estuve pero en equipos chicos, y gané todo. Le salvé once Campeonatos en Río Negro cuando dirigía al General Roca. Me llevé una gran decepción cuando estaba como entrenador de Vélez. Un día me llamó el gerente y me dijo que no iba a ser más entrenador porque el presidente del club, el General Trimarco, había estado 6 meses afuera y al regresar se había enterado de que yo había estado en el avión que trajo de regreso a Perón a la Argentina. Y bueno, recién comenzaba la dictadura, y cualquier cosa vinculada a Perón estaba prohibida. Y eso que no militaba ni nada, eh. Lo mandes sabes a dónde, a él y su familia porque yo era peronista pero no soy un tipo activo en la política.

¿Cómo recordás tu paso por la Selección?

El mejor. Nadie me puede igualar. Soy el goleador, hice treinta y nueve goles en cuarenta y un partidos, un gol por partido. Fui y gané todo lo que tenía que ganar en los que jugué. En los que no jugué, nada que ver.

Comentarios