NACIONAL - POLITICA

La Unión Cívica Radical se alió con el Pro

Tras la aprobación por la Convención Nacional del Radicalismo, la unión entre la UCR de Ernesto Sanz, la Coalición Cívica de Elisa Carrió y el Pro de Macri están trabajando para fortalecer la coalición. No obstante, las críticas opositoras ya se empiezan a oír.
lunes, 16 de marzo de 2015 · 10:09

El acuerdo electoral entre la UCR, el Pro y la Coalición Cívica fue aprobado ayer por la Convención Nacional del radicalismo. Sus referentes, Ernesto Sanz, Mauricio Macri y Elisa Carrió deberán competir en las PASO con un plan de gobierno compartido y una única lista de candidatos a diputados y senadores.

En el marco de este acuerdo, Ernesto Sanz aseguró a sus correligionarios que "como piso, el radicalismo se asegurará conservar su volumen actual en el Congreso".

La alianza ya comenzó a tratar el plan político con el objetivo de darle pelea al kirchnerismo en las elecciones en octubre. Las negociaciones entre los tres partidos ya comenzaron, siendo el primer punto a tratar la conformación de una lista única de legisladores nacionales consensuada entre los tres candidatos.

Por el momento, ya perfilaron quienes serán los encargados de armar dichas nóminas: del lado del radicalismo participarán Federico Storani, Coti Nosiglia, Facundo Suárez Lastra y Walter Ceballos, mientras que el PRO estará representado por Emilio Monzó, Diego Santilli, Rogelio Frigerio y Humberto Schiavoni, los cuales irán variando dependiendo de la provincia.

La UCR cuenta con ventaja en ciertas provincias donde el partido está encaminado para dar pelea al kirchnerismo como es el caso de Mendoza, Santa cruz, La Rioja, Catamarca y Chaco. En cuanto a la Coalición Cívica, estiman que tendrñán que ceder lugares relevantes distritos como la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires.

También presentaron como otro punto central en el que deberán trabajar lo que concierne a la creación de un programa de gobierno en común. En estas negociaciones deberán compatibilizar las propuestas de cada partido y definir qué cargos ocupará cada uno en caso de que haya una coalición en base a los resultados de las próximas PASO.

"Lo que viene es establecer un programa común y no tengo dudas de que vamos a hacerlo, más allá de que va a haber diferencias y porque no somos iguales. La regla general es la integración de listas en todo el país, y donde no podamos hacerlo habrá competencia", anunció Sanz.

No obstante, las críticas no tardaron en llegar y candidatos políticos por otras fuerzas se hicieron escuchar. "Cuando se unen 'en contra de' las cosas nunca salen a favor”, destacó Daniel Scioli, precandidato presidencial por el kirchnerismo, y añadió que "la mayoría del pueblo argentino no quiere volver para atrás” recordando que "esa alianza ha tenido posiciones en contra de YPF, los acuerdos con China y la recuperación de los fondos de Anses”.

"Macri, que es el jefe de todos ellos, dijo que a los fondos buitre había que pagarles o el país volaba por los aires, incrementó el endeudamiento en dólares en el Gobierno de la Ciudad, se opuso a Fútbol para Todos y a la Asignación Universal por Hijo”, argumentó el gobernador bonaerense.

Por otro lado, Aníbal Fernández, jefe de Gabinete, opinó que "sólo es un acuerdo político para tratar de ganarle al otro”. Añadió no creer que el radicalismo "esté muy convencido de lo que está sucediendo” ya que se trata de un partido que nació "para ser un partido nacional y popular”.

"Pensar que Sanz o Carrió, porque a Macri lo doy por descontado, pueden ser los que piensen la política en grande pone una fuerte cuota de preocupación. Se trata de un gesto para ver si pueden hacerse del gobierno, pero las diferencias entre ellos son fenomenales”, argumentó Aníbal Fernández.

Comentarios