NACIONAL

"Los planes sociales son positivos para la economía"

La economista, Fernada Vallejos, habló sobre los planes sociales, la Asignación Universal por Hijo y la situación cambiaria del país.
lunes, 21 de septiembre de 2015 · 10:23

                   Con bastante frecuencia podemos escuchar o leer afirmaciones, incluso de funcionarios públicos, que critican con dureza los planes sociales y los acusan de entorpecer la economía del país.  Es real, entonces, que las ayudas sociales afectan a la economía, o solo es un tema controversial que tiene defensores y otros tantos detractores. Fernanda Vallejos, especialista en economía, nos ayuda a resolver este interrogante.

                "Los planes tienen un impacto completamente positivo en la economía del país, debido a que aportan mayores ingresos porque estamos hablando de sectores que tienen una propensión a consumir más que la clase la media. A través del consumo dinamizan la demanda, esta atracciona la inversión y se fomenta la expansión de la producción” afirma la economista.

                Vallejos, por otra parte, resalta que los planes sociales de esta década difieren completamente de los que se asignaban en los años 90 debido a que en la actualidad se apunta a la igualdad de derechos de niños y jóvenes, hijos de trabajadores que no han entrado formalmente al mercado de trabajo o son parte del 6,9% de la población que no tiene trabajo.

"Si estos planes sociales se sacaran se estaría perjudicando gravemente a la dinámica económica del país ya que se perdería una masa de ingresos propios de estos planes sociales. Básicamente, si hay menos consumo, hay menores inversiones y si caen las inversiones se destruyen puestos de trabajo”.

                La economista también destacó el hecho de poder contar en el país con planes asistenciales y otros como la Asignación Universal por Hijo que buscan resguardar la seguridad social de los niños.

                Debe recordarse que la asignación universal por hijo (AUH es un seguro social de Argentina que otorga a personas desocupadas, que trabajan en el mercado informal o que ganan menos del salario mínimo, vital y móvil un beneficio por cada hijo menor de dieciocho  años o hijo discapacitado. Entró en vigencia en el 2009 y se complementó con el lanzamiento de la asignación universal por embarazo (AUE) que se otorga a las futuras madres que se encuentren en las doce o más semanas de gestación.

                "Varios países han querido imitar nuestras políticas sociales pero ninguno ha podido alcanzar la envergadura que tiene en la Argentina esta asignación. Con respecto a estos temas, el país está a la vanguardia por eso ha sido reconocido numerosamente por diversos organismos internacionales”.

                "Debe tenerse muy en cuenta que incluso el Banco Central modificó su carta orgánica y colocó entre sus prioridades a el empleo y el crecimiento económico del país, lo cual lo hace extenderse a todos los ámbitos, ya sean monetarios, financieros o cambiarios”

                Vallejos habló además de los subsidios que el Estado le proporciona a las empresas privadas y afirmó que si bien fueron readecuadas desde que se implementaron se pueden seguir "perfeccionando”. "Es posible continuar con las readaptaciones, siempre y cuando se tenga un cuidado especial y no sea entendido como una política fiscal de ajuste al gasto”.

                "Creo que si se piensa retirar una parte de los subsidios, lo más justo sería reubicarlos para poder suplir otras necesidades que sean más eficientes, lo cual lo convertiría en una política válida” explica la economista que además agrega un ejemplo, "creo que en lugar de subsidiar las facturas de un sector de la clase media con mayor propensión a ahorrar sean destinados a sectores que consumen en mayor cantidad y que por lo tanto tendrá un mejor impacto sobre la demanda agregada”.

                La economista valoró además el "sostenimiento de los motores internos de la demanda desde el Estado, con inversión pública y de ingreso que garantizan que el consumo se mantenga y también empuja la actividad garantizando mercado para el sector privado, un sector que mientras tanto, aparece con un rol más pasivo".

                Fernanda Vallejos se refirió también a la situación cambiaria del país y afirmó que "se va a seguir desenvolviendo con la misma dinámica positiva como hasta ahora, debido a que el Banco Central recuperó su posición compradora de dólares y el tipo cambiario está estabilizado, por lo cual no hay mayores inconvenientes.”

 

                Resaltó también que el esquema cambiario del país no responde a un tipo de cambio fijo ni "flotante” sino que los precios del mercado "los determina una minoría intensa y poderosa que tiene la capacidad de mover el amperímetro en materia cambiaria”.

Comentarios