NACIONAL - SALUD

Alma, cuerpo y sobretodo mente en el del Día Mundial de la Salud Mental

“Vivir con esquizofrenia” fue el lema del Día Mundial de la Salud Mental de este año, intentando concientizar a la población de este trastorno de la personalidad que afecta a más de 24 millones de personas en el mundo.
miércoles, 08 de octubre de 2014 · 00:00

Como un modo de generar conciencia e inclusión de las personas con diversos trastornos mentales, se instauró el 10 de octubre como el Día Mundial de la Salud Mental. Este año la campaña gira en torno a la temática de "vivir con esquizofrenia”, una enfermedad de la que mucho se escucha pero poco se sabe.

La esquizofrenia es una enfermedad afecta al 1 por ciento de la población mundial, que aparece en su mayoría en jóvenes que finalizan la adolescencia y comienzan la vida adulta. Se trata de un trastorno mental que se funda en problemas de las funciones del cognitivas, del lenguaje y de la percepción personal que tienen que la padece. Suele ser asociado a actitudes extrañas como las alucinaciones, el escuchar voces o a experiencias psicóticas.

No es algo irreversible en la mayoría de los casos, está comprobado que la esquizofrenia puede ser tratada para que las personas que se ven afectadas por ella puedan llevar una vida normal e inclusiva tanto laboral como social. Según los expertos, las alucinaciones y la paranoia son las manifestaciones de la fase final de una enfermedad que podría diagnosticarse durante la adolescencia.

A pesar de que no es la enfermedad mental más común, siendo que el primer puesto lo ocupa la depresión, es asociada como una de las peores enfermedades mentales por los actos violentos que pueden efectuar en las fases críticas los pacientes, a pesar de que no son las actitudes más frecuentes, siendo estigmatizados socialmente.

Respecto a ello, el Día Mundial de la Salud Mental clama por una inclusión de los pacientes con diferentes trastornos de este estilo ya que la estigmatización es infundada y la inclusión social de los mismos es beneficiosa para su recuperación.

Dentro de la lista de trastornos mentales se hallan algunos que son más frecuentes o comunes en la sociedad y no por ello menos importantes tal como la depresión, las adicciones, el síndrome por fatiga crónica, la crisis de pánico, la demencia o el trastorno bipolar.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, en América, la mayoría de los chicos que necesitan atención en cuanto a salud mental no reciben el tratamiento necesario, ya sea por desconocimiento de la patología o por la falta de recursos. Sin embargo, afirman desde un punto de vista financiero que el tratamiento temprano de los niños y adolescentes reduciría tanto los costos de atención como los costos sociales en los años posteriores.

Es así que el suicidio de jóvenes por algún problema mental generalizado es la tercer causa de fallecimiento en esa franja etaria, siendo que también el abuso de sustancias estupefacientes es uno de los grandes problemas en la juventud a nivel mundial.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS)está trabajando con los países para elaborar programas especiales para niños y adolescentes; estrategias apropiadas que se enfoquen en la salud mental de los niños y en el mejoramiento de los servicios especializados.

Comentarios