NACIONAL - SALUD

Una cuarta parte de los cánceres están relacionados con la obesidad

Un estudio de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) determinó que la obesidad generó 500 mil casos nuevos de cáncer en el año 2012. Tras el estudio el Ministerio de Salud recomendó firmemente llevar a cabo una alimentación saludable para su prevención.
jueves, 27 de noviembre de 2014 · 13:17

Algunos tipos de cáncer pueden ser "realmente evitables”. Esta es la premisa de la que partió la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) para llevar adelante un estudio sobre cómo el aumento del índice de la masa corporal promedio influye en la aparición de cáncer en una persona. Los datos son alarmantes: la obesidad resultó, en el 2012, la generadora de cáncer en 500 mil personas, lo que equivale a un cuarto del total de esta enfermedad.

Tras el conocimiento público de la investigación, el Ministerio de Salud de la Nación recordó mediante un comunicado que es esencial "evitar el sedentarismo, mantener una alimentación saludable y tratar oportunamente el sobrepeso y la obesidad, que reducen los factores de riesgo de padecer cáncer y otras enfermedades, tales como diabetes tipo 2, litiasis vesicular, hígado graso, dislipemia, síndrome metabólico, apnea del sueño, enfermedad coronaria, enfermedad cerebrovascular (ACV), insuficiencia cardíaca, hipertensión y artritis, entre otras”.

Los datos relevados en Argentina en cuanto a hábitos y estado físico informan que 6 de cada 10 personas tienen exceso de peso siendo que 2 de cada 10 padecen de obesidad y la mitad de la población del país es sedentaria, detalló la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo.

"La obesidad es una epidemia global a la que nuestro país no escapa, y por eso desde el ministerio a mi cargo promovemos las conductas saludables para disminuir los factores de riesgo que predisponen el cáncer, con propuestas para mejorar los entornos físicos, para que las personas puedan tomar decisiones más saludables, no fumen y tengan una vida activa", aseguró el titular de la cartera de Salud, Juan Manzur, destacando que "la prevención y el tratamiento del cáncer son política de Estado en la Argentina”. "Cuando la presidenta Cristina Fernández de Kirchner decidió crear el Instituto Nacional del Cáncer, lo hizo reconociendo que se trata de la segunda causa de muerte en nuestro país y desde el convencimiento de que es una enfermedad prevenible y curable, pero para lograrlo es clave modificar hábitos y costumbres individuales y colectivos”, afirmó con orgullo.

En el país esta problemática se acrecentó de manera notable. En un lapso de 8 años pasó de representar un 14 por ciento a un 20 en la población adulta, lo cual implica un aumento del 42 por ciento entre el 2005 y el 2013, fechas en que se realizó la encuestas de Factores de Riesgo. Si a esta cantidad se le suman las personas con sobrepeso, el índice alcanza a un 60 por ciento de la población que pone en riesgo su salud.

"Si bien los nuevos conocimientos y asociaciones moleculares que encontramos entre el cáncer y la obesidad pueden llevarnos a obtener blancos terapéuticos, prevenir el sobrepeso y la obesidad siguen siendo la prioridad número uno”, advirtió por su parte el Director del Instituto Nacional del Cáncer, Daniel Gómez. "En el área de la oncología, el sobrepeso se ha asociado con un incremento estadísticamente significativo del riesgo de desarrollar tumores considerados hormono-sensibles -como los de próstata, mama y endometrio-, pero también, cáncer de colon, recto, páncreas y esófago. Se calcula que la obesidad y el sobrepeso serían responsables del 14% de las muertes por cáncer en varones y del 20% de estas muertes en mujeres”, agregó.

El IARC realizó el estudio en diversas naciones y derterminó que la incidencia del cáncer y la mortalidad en esos 184 países relacionada con la obesidad afecta mayoritariamente a las mujeres, siendo que los principales tipos de cáncer se dan en el útero y las mamas en un período posterior a la menopausia.

Este informe internacional encendió nuevamente la alarma en el país sobre la mala alimentación de los argentinos, así también como la falta de actividad física que afecta a la mitad de la población. En promedio consumen tan sólo dos porciones de frutas y verduras al día, siendo que la Organización Mundial de la Salud recomienda 5 porciones por jornada.

Comentarios