PROVINCIAL - SALUD

Los fabricantes alimentos deberán reducir la cantidad de Grasas Trans

Según el Código Alimentario Argentino, los productores de alimentos deberán adecuar la cantidad de Grasas Trans que contienen sus productos antes de fin de año. Este componente de una gran variedad de alimentos genera efectos adversos en la salud de los consumidores.
viernes, 28 de noviembre de 2014 · 14:53

Se acerca diciembre de 2014 y con él la fecha límite para que los productores de alimentos se adecúen a las modificaciones introducidas en el artículo 155 del Código Alimentario Argentino. En dicha disposición se establece que "el contenido de los ácidos grasos trans de producción industrial en los alimentos no debe ser mayor a 2 por ciento del total de grasas en aceites vegetales y margarinas” y "a 5 por ciento del total de grasas en el resto de los alimentos”.

En el caso de los aceites vegetales y margarinas, la adecuación se dio ya hace dos años pero "a fin de facilitar y efectivizar el cambio tecnológico en las industrias elaboradoras de alimentos" de una compleja elaboración se pautó como fecha límite este año.

Los ácidos Grasos Trans son utilizados por las industrias alimenticias para solidificar aceites y para cocinar. Éstos conllevan efectos perjudiciales para la salud; alteraciones en el metabolismo como la variación de lípidos en la sangre e inflamación vascular, generando una mayor disposición a desarrollar enfermedades renales, cardiovasculares y cerebrovasculares.

Surgen de un proceso de hidrogenación parcial de los aceites vegetales con el fin de solidificar las grasas y poderlas utilizar en la producción de alimentos como es el caso de la pastelería o para crear margarina. Este procedimiento de hidrogenación es una reacción química que resulta en la adición de hidrógeno a otro compuesto, con aplicaciones en la industria alimentaria, petroquímica y farmacéutica.

Este componente es difícil de metabolizar en el cuerpo, por lo que el exceso de estas grasas se adhiere y engrosa las paredes de venas y arterias del organismo. Es el causante de lo que se conoce como el "colesterol malo”, que genera enfermedades cardiovasculares. También disminuye las proteínas de alta intensidad que transportan al colesterol haciendo difícil su eliminación.

Los médicos afirman que el consumo excesivo de alimentos que contengan grasas parcial o totalmente hidrogenada está directamente relacionado con el aumento de los triglicéridos y el colesterol.

A nivel internacional, California fue el primer estado en prohibir el uso de productos con ácidos grasos en los restaurantes, en 2008. El Estado argentino se comprometió con la focalización de un plan federal de fortalecimiento del control de alimentos e implementó la norma adecuándola al ámbito de su fabricación.

Comentarios