MEDICINA ESTÉTICA

¿Cómo eliminar los hongos de las uñas de los pies?

La onicomicosis es la infección de las uñas –de los pies o de las manos- causada por hongos. Por el difícil acceso de la zona y el lento crecimiento de las uñas, históricamente ha sido un problema difícil de tratar. La novedosa terapia con láser de diodo es la que obtiene los mejores resultados.
lunes, 23 de mayo de 2016 · 10:25

Si bien son principalmente un problema estético, las infecciones fúngicas en las uñas no son un tema menor. Además de alterar la vida de relación y afectar la imagen, pueden inflamarse y causar dolor, o servir como foco para que los mismos hongos se dispersen, pudiendo causar enfermedades más serias.

Ello, sumado a que cada vez se registran más casos y a lo históricamente complejo del tratamiento, hizo que se buscasen nuevas alternativas para conseguir la erradicación definitiva de los hongos de las uas.

Los hongos en las uñas de los pies son una afección común, más frecuente en mujeres, y que comienza como una mancha blanca o amarilla en la punta de una de ellas.

A medida que se vuelve más profunda, los hongos pueden provocar decoloración, engrosamiento o desmoronamiento en el borde de la uña. Prácticamente la mitad de las onicodistrofias –procesos que alteran la forma de las uñas- se deben a infecciones por hongos.

Las infecciones micóticas -por hongos- ocurren con más frecuencia en las uñas de los pies que en las de las manos porque las primeras están confinadas dentro de los zapatos a un ambiente oscuro, tibio y húmedo, donde los hongos pueden prosperar. Además, el flujo sanguíneo de los dedos de los pies es menor al de las manos, lo que dificulta al sistema inmunitario detectar la infección y detenerla.

Una vez instalada la infección, la propia estructura de la uña es la que hace que sea muy difícil de erradicar. La queratina, el tejido duro que forma tanto las uñas como el cabello, crece en capas que se apilan una sobre otra, y entre esas capas se asienta el hongo.

Una vez que la infección toma la base de la uña, ataca a las mismas células que producen la queratina, y cada nueva capa que se genera ya porta la infección desde su ‘nacimiento’.

Las alternativas usuales de tratamiento incluyen la terapia con fármacos antimicóticos, tanto por vía oral como aplicados directamente sobre la uña.

 

Lee también: Fototerapia: Una alternativa exitosa para el tratamiento de los hongos de las uñas. 

 

Los resultados son diversos, dado que es un área de difícil acceso. Para aplicar la medicación tópica, que viene en forma de laca para uñas o de cremas, es necesario limar las capas más superficiales de la uña para acceder a la parte infectada, pero es difícil que acceda a la base.

El tratamiento sistémico, con comprimidos por vía oral, tiene otras limitaciones, ya que puede interferir con otros fármacos y no está libre de efectos adversos.

El láser, la forma más novedosa de tratamiento y la que obtiene mejores resutlados, actúa en forma específica sobre el hongo que se encuentra bajo la lámina ungueal, eliminando al mismo sin perjudicar los tejidos sanos. Este tratamiento se convirtió en una opción rápida, sin efectos adversos y con alta efectividad. Es una alternativa de gran utilidad en pacientes que no pueden recibir medicación vía oral o que no respondieron a la misma.

Comentarios