MEDICINA ESTÉTICA

¿Qué es y para que sirve el peeling?

La Dra. Marisa Seewald, dermatóloga de la Clínica Monte Grande, nos recibe en el Centro de Medicina Estética en Canning, y explica en detalle los principios y aplicaciones de esta técnica que rejuvenece y mejora el aspecto de la piel.
lunes, 13 de junio de 2016 · 09:32

Dentro de lo que se conoce cómo peeling facial, existen muchos tipos y técnicas disponibles. ¿Cuál es la diferencia entre ellas?

Lo que sucede es que la destrucción controlada de la piel patológica se puede lograr a través de muchos métodos. Entre los que escogimos para aplicar en nuestras sucursales, por ejemplo, hay tres grandes grupos. Uno son los mecánicos, como las puntas de diamante o las lijas médicas; otro grupo importante es de los peeling químicos, donde su utilizan diferentes tipos de ácidos para exfoliar la piel. Cada una de las sustancias que aplicamos tiene una propiedad y efecto especifico, como también varían en su concentración y penetración en la piel. El tercer grupo es de los peelings con aparatología, que incluyen al laser Spectra y la luz pulsada, y tienen también su indicación específica.

El verdadero arte del peeling radica en escoger el mejor tratamiento para cada tipo de paciente, que se adecue a su afección, su vida cotidiana y sus necesidades.

Además, los tratamientos de peeling pueden ser clasificados de acuerdo a las capas de la piel que afectan, de más superficiales a más profundos. Mientras más agresiva sea la técnica utilizada, el peeling será más profundo, lo que nos brindan mejores resultados pero puede presentar riesgos de complicaciones. Por eso, nuevamente, el arte consiste en saber escoger cual es el mejor tratamiento para cada paciente, según sus necesidades, la época del año y su estilo de vida.

 

¿Cuáles son esas complicaciones?

 

La principal complicación de la que nos cuidamos es de la hiperpigmentación. La capa nueva de piel que queda expuesta tras el tratamiento es más sensible a las radiaciones solares, y ese riesgo aumenta cuanto más profundo se haga el peeling. Por eso, los tratamientos de mayor profundidad los reservamos para esta época, cuando hay menos radiación solar y menos piel expuesta. De cualquier manera, es imprescindible el uso de protector solar para evitar que el sol vuelva a manchar esa piel rejuvenecida por el tratamiento.

 

Y durante el resto del año, ¿se puede realizar el mismo tratamiento?

No es recomendable quizás realizar peelings muy profundos, porque durante la primavera y el verano estamos más expuestos a la radiación solar. Lo que si realizamos son peelings intermedios repetitivos, semanales o quincenales con alta eficacia y pocos efectos adversos. Al causar una descamación leve, el paciente realiza sus activadas en forma normal inclusive en época estival.

 

 

 

Lee también: Invierno, tiempo de renovar la piel

Comentarios