SALUD

Se instala el debate por el uso medicinal de la marihuana

En los últimos meses, varias cámaras legislativas provinciales y municipales comenzaron a tratar la aprobación del cannabis como alternativa terapéutica. Inclusive en el Senado se realizó una exposición al respecto, y el Presidente no descartó la posibilidad.
lunes, 29 de agosto de 2016 · 10:28

A fines del pasado Julio, en una entrevista para un medio mexicano, el Presidente Mauricio Macri señaló que "siempre hay” posibilidades de legalizar el uso de cannabis con fines medicinales y que no se cierra a nada, aunque aclaró que primero van a estudiar "cuáles son los resultados que tiene Uruguay o cualquier otro país que avance en esa dirección”.

El debate ya había llegado a la Cámara de Diputados, donde se realizaron encuentros en los que participaron organizaciones sociales, familiares de pacientes, médicos e investigadores. Pero tras las declaraciones presidenciales, el debate salió definitivamente a la superficie, acelerando su tratamiento en diversas cámaras estatales e instalando la cuestión en la agenda social.

La provincia de Chubut fue la que protagonizó, hace poco más de una semana, el primer gesto concreto en el camino de la legalización, cuando la legislatura aprobó una ley para sumar el aceite de cannabis al vademécum de la obra social provincial, para el tratamiento de personas con epilepsia. Tras un largo debate, el proyecto fue avalado por 15 diputados del FpV y uno de Cambiemos, y la abstención del resto. Según quedó establecido, en esta provincia el poder de aplicación será el Ministerio de Salud y el Poder Ejecutivo lo deberá reglamentarlo en 90 días.

La medida aprobada obliga a la obra social de la provincia patagónica, Seros, a sumar a su vademécum el fármaco llamado ‘Charlotte’s Web’, un aceite derivado de la planta de marihuana que se comercializa en los Estados Unidos cómo un suplemento dietario. Sus impulsores destacan también la posibilidad de usar cannabinoides para el tratamiento del dolor crónico, la enfermedad de Parkinson, la esquizofrenia y el síndrome sistémico que acompaña al cáncer.

 

Lee también: Qué es y para qué sirve "Charlotte's Web", el aceite de cannabis aprobado en Chubut


El caso chubutense, -impulsado tras una cautelar por la que una paciente con epilepsia consiguió que la obra social provincial le proveyese el medicamento-, es el primer ejemplo a gran escala de una tendencia terapéutica que, subrepticiamente, viene en ascenso.

En la Argentina ya se dio lugar a 85 solicitudes para importar productos derivados de la marihuana. Del total, se permitieron 80 para el tratamiento de pacientes con epilepsia refractaria y cinco para calmar dolores crónicos, según informó el titular de la Anmat a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados a mediados de junio.

 

Lee también: La experiencia internacional de la despenalización


Si bien aún falta atravesar un intenso debate, -tanto en el Poder Legislativo, cómo en los círculos médicos, farmacéuticos, académicos, y en la sociedad misma-, todas las señales apuntan en la misma dirección. Horas después de publicada la entrevista en la que Mauricio Macri fijaba su postura "pragmática”, el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos se apresuró a lanzar un comunicado donde opina que los productos con cannabis aprobados con fines terapéuticos "deben venderse exclusivamente en farmacias” con el debido asesoramiento profesional.

Ya a principios de 2016, ANMAT había aprobado la venta de cinco productos derivados de cannabis para uso con "fines compasivos”, aunque aún no se definió claramente el mecanismo de dispensa y comercialización. Así, la Argentina parece sumarse cada vez con más fuerza a un movimiento internacional  quebusca dejar atrás casi medio siglo de "guerra a las drogas”, para entrar en una etapa de debate maduro y consciente respecto a los riesgos y potenciales beneficios de la planta más controversial de la historia.

 


Comentarios