NACIONAL

Impuesto a las ganancias, una medida polémica

Para comprender un poco más sobre este impuesto, la economista Fernanda Vallejos explicó cómo se aplican, a quiénes y opinó sobre la posibilidad de un cambio.
viernes, 16 de octubre de 2015 · 17:20

Desde lo conceptual, Fernanda explica que no debería llamarse así porque  "no es un impuesto a la ganancia sino que es un impuesto a los altos ingresos, con lo cual lo que se hace es establecer un piso y todas aquellas personas que tienen ingresos con un nivel superior a ese piso son sujetos que tributan impuestos y hay una estructura alicuotaria que va modificando los porcentajes de lo que cada uno tributa en función del ingreso que percibe". Es decir, cuánto mayor es el ingreso, aumenta el impuesto con una alícuota máxima del 35%.

Como es sabido, piso no es estático sino que ha sufrido modificaciones a lo largo de los años porque no hay un sistema de actualización automático sino que se va ajustando en función de diferentes criterios y cómo han ido variado o creciendo los salarios. La última actualización importante fijó ese piso en los 15.000.

Con respecto al debate sobre una posible modificación del impuesto, la economista opinó que "no hasido muy poco fructífero". El problema, según explica, es que no se  piensa cómo se hace para que el sistema tributario sea parte de una política que implica ganancias en materia de igualdad de una sociedad y cómo se mejoran estos impuestos para que aquellos que tienen mayores ingresos o patrimonios sean los que tributan en mayor proporción y, de esa manera, fortalecer los instrumentos de redistribución del ingreso y la riqueza de los que dispone el Estado.

Entre el oficialismo y la oposición, sido ganancias y derechos de exportación han sido dos temas importantes de debate. Fernanda determinó que "en ningún caso, los críticos han pensado en mejorar la equidad tributaria del sistema sino todo lo contrario, siempre se ha pedido que estos dos tributos dejen de ser pagados por los contribuyentes y dejen de ser percibidos por el Estado, lo cual significaría un enorme retroceso en materia de equidad para nuestro sistema tributario, sería muy pernicioso para el conjunto de la sociedad porque la sociedad se vería perjudicada por esa distribución regresiva que se produciría por la eliminación de estos impuesto".

 

Más allá de los debates y políticos vale remarcar qué parte de la sociedad argentina percibe cambios a raíz del impuesto a las ganancias. Por ser materia de debate de tantas discusiones entre políticos y economistas, el promedio de gente que lo cobra es bastante chico: se calcula que es el 10% de los asalariados y el 1% de los jubilados que tienen un sueldo más elevado de la norma.

 

Comentarios