Nacionales

Maltrato animal: la vulnerabilidad de los que no pueden hablar

El delito incluye una gran cantidad de tipificaciones que van desde negarle la comida a una mascota hasta golpearla. Hay muchos casos al respecto pero también crece el número de personas que denuncian estas causas y rescatan a las víctimas.
domingo, 22 de febrero de 2015 · 15:00

Los animales no tienen boca para defenderse pero tienen derechos y deben ser respetados. En Argentina, suele haber muchas denuncias sobre maltrato animal en relación a mascotas que son sometidas a malas condiciones de convivencia, son abandonados, víctimas de violencia física, entre otras cuestiones. Las causas no cesan y cada vez hay más archivos en las fiscalías. Sin embargo, en este último tiempo, la gente comenzó a involucrarse con esta problemática y a formar parte de algunos cambios. Es así que existe un gran número de asociaciones de protección animal.

"Maltrato animal sucede cuando golpeas al animal pero también si no se les das comida, agua, o se los tiene atados de una manera que no puedan movilizarse del lugar donde están. Es el perrito que está en condiciones de desnutrición, golpeado o abandonado, no el que está solo y suelto”, expresó Marcela Gorla, responsable de prensa de la organización sin fines de lucro "El Campito Refugio”. La institución se dedica a la recuperación de perros. Los rescata de situaciones insalubres, los lleva con un veterinario para que los cure y luego los traslada a la sede, donde viven hasta que sean adoptados por una familia. Por mes, ingresan alrededor de 1000 animales.

Marcela explicó que desde hace seis años forma parte de la asociación. En todo este tiempo, aseguró que no dejaron de entrar casos pero sí creció la concientización en las personas y la voluntad para generar un cambio. "La gente no soporta situaciones de maltrato. No te podría decir que disminuyeron porque la realidad es que no disminuyó. Pero, hay mucha más conciencia y la gente que ve un perrito lastimado es consciente de que hay que ayudarlo, hay que involucrarse y hacer algo, no pasar y seguir de largo. Nosotros recibimos siempre muchos animalitos maltratados, golpeados, abusados, realmente a veces uno no se imagina el grado de crueldad que hay en la sociedad pero lo que sí notamos, es muchísima más conciencia y muchísimo más participación de la sociedad”, aseguró.

No sólo hay que cuidar a los animales porque son seres al igual que nosotros sino también porque así lo instituye la ley. La Doctora Susana Dascalaky, quien trabaja en el Centro de Prevención Contra la Crueldad Animal, explicó que esta clase de crímenes incluyen una pena que va desde quince días hasta un año, según lo indica el Código Penal, en la ley 14.346. Si bien parece poco, la especialista informó que es "bastante” con respecto a otros países donde ni siquiera se contempla estos incidentes bajo el amparo de la ley.

"Creo que toda modificación va a surgir de una concientización, ninguna ley va a acabar con el maltrato animal. Es una cuestión de respeto, educación, hacia otro ser vivo que es el animal”, mencionó en relación ante las solicitudes que las personas circulan por internet para lograr que haya una nueva implementación que incremente las penas o incorpore otros delitos relacionados a la problemática. Para remarcar su postura explicó que la ley prohíbe los robos y ello no implica que no suceda.

Por otra parte, Marcela Gorla aseguró que en estos últimos años se logró un gran impacto debido al compromiso de la gente. Afirmó que gracias a los movimientos sociales, organizaciones, asociaciones de proteccionistas independientes y al uso de las redes sociales, "el tema está en los medios de comunicación y también en las agendas públicas”. Como dijo al principio de la nota, la gente que posee mayor información, se involucra más y denuncia estos casos.

¿Qué hay que hacer cuando observamos una situación de maltrato animal? Este puede ser el caso de un animal que está atado todo el día con una soga o una cadena, que no puede movilizarse, que no puede acceder al agua, que está rodeado por sus propias eses. La encargada de prensa del Campito, recomendó: "si es un perrito que tiene un dueño, acercarse a esa persona y tratar de ver si hay alguna manera de solucionar la cotidianeidad de ese perrito. Tal vez sea llevándoselo y tratar de ponerse de acuerdo entre los vecinos o darlo en adopción”.

"Lo que aconsejamos desde el Campito es no seguir de largo, involucrarse, sumar a los vecinos. Tratar de ponerse de acuerdo entre todos los vecinos, vacunarlos, castrarlos, exigirle al municipio que castre masivamente, gratuitamente y sistemáticamente -porque es una función del Estado-, ponerle un lugar donde pueda quedarse, una cuchitay cuidarlo. No necesariamente traerlo a casa, que sea un perrito comunitario y sea responsabilidad de toda la cuadra, por ejemplo. También, pueden subir los casos a las redes sociales que difunden y hay respuesta”, aconsejó Marcela con respecto a aquellos que observan situaciones de crueldad y no saben cómo proceder.

¿Cómo hacer la denuncia? La pena consiste en una sanción de entre quince días y un año. Para ello, tiene que estar sentado por la ley. Las denuncias deben ser presentadas en la Comisaría o en la Unidad Funcional de Instrucción, dependiente de la localidad. El Funcionario Público y el oficial, están obligados a recibir la denuncia, al igual que el ciudadano debe denunciar cualquier hecho que viole una ley.

Se puede sentar una denuncia contra aquellas personas que promueven otro tipo de inferencias, tales como: comercios, veterinarias, pet shop’s, ferias, que realicen venta ilegal de animales - aves, mamíferos o reptiles- al igual que productos o subproductos derivados de la fauna silvestre. También, a las personas u organismos que tengan en su poder animales derivados de la fauna silvestre que se encuentran en peligro de extinción. Por último, Personas que realicen transporte, acopio, caza o recolección de forma ilegal.

Los datos necesarios para esta clase de trámites son: dirección postal o jurisdicción del lugar donde se está realizando el ilícito -calle, número, código postal, localidad, provincia-, horario de atención -si es un comercio- o en el que se observa el ilícito, teléfono y/o mail del lugar o persona, qué clase de especie es, observaciones -cualquier dato que pueda aportar a la denuncia: precio, estado sanitario del animal-.

 

Comentarios