¿Cuál es el proceso de asfaltado de las calles?

Desde hace ya unos años, el asfalto pasó a ser responsabilidad del Estado. Dependiendo de la zona y de las características del tránsito, las obras pueden tener diferentes materiales y técnicas, cuyo valor asciende hasta los 800 mil pesos por cuadra. ¿De qué depende cada obra?
martes, 24 de marzo de 2015 · 00:00

Actualmente el asfalto en las calles se ve como uno de los pilares básicos de la urbanización y, por consiguiente, de la comodidad para los automovilistas y transeúntes. No obstante, el desarrollo de dicha infraestructura vial es sumamente costoso y depende del tipo de suelo natural y el tránsito que por allí circule. Una mala obra puede ocasionar posteriormente graves problemas en la calzada.

Si bien en un principio las obras en las calles eran responsabilidad de los ciudadanos que habitaban en esa cuadra, así como también los fondos, hoy en día las obras deben ser realizadas por el Estado y con fondos del mismo. Es el municipio también, el encargado de decidir en base a criterios propios qué barrios o cuadras asfalta.

Principalmente, dependiendo el uso de cada calle, existen dos tipos de pavimento: el primero se trata de un cordón cuneta de hormigón con concreto asfáltico, que es el material utilizando en las calles que vemos generalmente de color negro; el segundo de ellos es el hormigón, con cordón cuneta integral. Ambos difieren en el tipo de tránsito que pueden soportar, el hormigón es utilizado frecuentemente para calles de tránsito pesado y el de concreto asfáltico en aquellas de transito liviano.

Existe una tercera manera de tratar las calles, que en general suele ser utilizada en calles de tierra de localidades rurales. Se trata de una pavimentación sin controles, donde generalmente se hace una carpeta asfáltica simple, de unos 5 centímetros, sin la contención de los cordones. Al no tener un borde que lo contenga, con el tiempo y el tránsito estas calles se van deteriorando, en un principio se deshacen los bordes y más tarde se va deshaciendo el centro, dejando una calzada con pozos e irregular.

Más allá de las calificaciones, hoy en día no existen zonas en donde el tránsito no sea pesado ya que, en general, en todo barrio hay circulación continua de colectivos o, muchas veces, grandes mercados o corralones para los cuales se utilizan camiones con gran peso. Es por ello, que los especialistas en la materia recomiendan que las calles se hagan en base a hormigón.

La decisión de cada municipio varía, justamente, en la diferencia de los valores entre una y otra obra. En el caso del mejor tipo de asfaltado, el de hormigón, por cuadra está saliendo alrededor de 800 mil pesos; una cuadra con cordón, cuneta y carpeta asfáltica está en los 500 mil pesos; y una carpeta sin nada, sin cordón, está alrededor de los 300 mil pesos, detallan especialistas. En este punto radica la diferencia entre la elección de solucionar los problemas en las calles de manera permanente, con una inversión importante, o de una forma temporal haciendo una capa asfáltica sin cuneta, que es mucho más económica.

En el caso de los bacheos, normalmente hay que levantar todo nuevamente, ya que este fenómeno se produce porque la base floja por el peso o por el agua que se filtra y demás, en ese caso hay que volver a reconstruir todo desde abajo, hay que volver a cavar 60, 80 centímetros y empezar a reconstruir la base, la sub-base y lo que era el bache; a lo cual se le suma a la rotura que se debe hacer previamente.

Comentarios