El peligro a sólo un click

Niños y adolescentes navegan en internet con la posibilidad de interectuar con millones de usuarios. En la red pueden hablar con amigos y también con desconocidos cuyas intenciones son a veces una incógnita.
lunes, 24 de agosto de 2015 · 10:06

 

La libertad de expresión suele ser uno de los temas principales dentro de las agendas mediáticas. Se debate mucho sobre si se debe prohibir o no que los comunicadores sociales tengan el permiso para decir tal o cual cosa. Sin embargo, poco se dice sobre la libertad que hay en internet.  

 Las nuevas plataformas cuentan con distintas interacciones de fácil acceso para todas las personas. Allí, la gente se encuentra con toda clase de utilidades, desde una mujer que halla al amor de su vida hasta un hombre que vende un mueble, por ejemplo. El problema es que no sólo accede la gente grande. También, lo hacen los niños y las personas con malas intenciones. ¿Quién controla lo que circula en la web? ¿Hay una forma de prevenirlo? ¿Qué rol deben ocupar los padres para prevenir el ciberabuso? ¿Se puede prevenir?

 

La historia de Roxana

La hija de Roxana Domínguez era adolescente cuando empezó a pasar mucho tiempo frente a la computadora, con los juegos en línea. En un momento, explica Roxana, la nena cambió su actitud: empezó a mostrarse distinta, asustada, nerviosa y dejó de hacer algunas actividades. Sus padres comprendieron que había algo que no estaba bien y le preguntaron qué pasaba. La niña estaba en un estado de nerviosismo por lo que no fue fácil lograr que expresara sus miedos. Finalmente, descubrieron que era acosada por un hombre que vivía en México. Luego de eso, los padres intervinieron en sus cuentas y se mudaron de ciudad, a Junín.

Un día, la nena tardaba en volver del colegio y la madre sospechó que había tenido un problema. La policía realizó un rastrillaje y la encontró en un departamento junto a otras cuatro nenas. La había raptado una red de trata. Estaba golpeada pero no fue abusada sexualmente.

Tiempo después, Roxana viajó a México para encontrar al hombre que acosaba a su pequeña. Para su sorpresa, aquel que se hacía pasar por un hombre era, en realidad, una mujer que pertenecía a una banda que se dedicaba a secuestrar nenas por internet para luego prostituirlas.

Roxana logró que aquella mujer fuera detenida pero no pudo capturar a sus compañeros. "Me di cuenta que había países que contaban con leyes contra el ciberabuso pero en Argentina no había ninguna reglamentación. Entonces, empezamos a luchar por ese derecho para nuestros hijos. En el camino nació "Mamá en Línea”, una ONG de la que Roxana es la Presidente, que se encarga de concientizar y prevenir sobre los peligros de internet.

¿Qué es el ciberabuso?

El ciberabuso, también conocido como grooming, hace referencia al adulto que, a través de internet, entabla una relación con un menor, se gana su confianza con el fin de abusar de él. Los casos difieren. En algunas oportunidades, el abusador intercambia fotografías con el menor –haciéndole creer que tiene su misma edad-, y en otros llegan a situaciones más complejas que involucran pornografía infantil o delitos de redes de trata.

El criminal acosa al niño, lo maltrata de forma psicológica y lo deja en un estado de sujeción, totalmente indefenso. Las víctimas suelen ser niños que tienen entre diez y diecisiete años. Los dispositivos digitales son vistos como un espacio de entretenimiento pero el problema es que no hay muchas restricciones, se crea un ambiente propicio para la máscara digital y el caldo de cultivo para el encubrimiento de los abusadores. El canal de comunicación varía desde las redes sociales –facebook, twitter, instagram, Messenger, entre otras-, hasta juegos en red o videos en Youtube.

 

¿Cuál es el respaldo legal en estos casos?

La Ley 26.904 se incorporó al Código Penal. Fue sancionada el 13 de noviembre de 2013 y promulgada el 4 de diciembre del mismo año. El artículo 131 del Código Penal dice: "Será penado con prisión de seis (6) meses a cuatro (4) años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma”.

Los padres de "Mamá en Línea” lograron que se reglamente la Ley pero su lucha continúa. Ellas aún buscan concientizar a los padres sobre lo que hacen sus hijos y que estos tomen conciencia de que internet es una plataforma peligrosa cuando está en manos equivocadas. Por eso, realizan charlas en distintos colegios, clubes o instituciones educativas. "Mostramos el sistema de navegación. Si bien comprendemos que internet es genial como plataforma educativa, les damos las herramientas a los papás que a mí me faltaron. Mostrarles cómo cerrar las ventanas emergentes, como trabar páginas, contar el funcionamiento de las redes sociales y de los juegos. No le podés quitar a los chicos internet y aislarlos pero sí le podés dar herramientas para cuidarse. Explicamos que cualquier foto que vos subas puede aportarle datos al victimario, mostramos cuántas mentiras hay en internet, cómo crear un perfil falso, lo fácil que es mentir en internet, aparentar ser lo que uno no es”.

La solución, explican las referentes, no es prohibir que los chicos accedan a internet sino que lo hagan con conciencia. "La prevención contra el Grooming no es prohibir a los menores el acceso a Internet sino informarse sobre el tema y educar y concientizar a sus hijos y enseñarles a cuidarse, conocer y respetar su cuerpo. Si permitimos que más niños sigan siendo vulnerables ante esta situación, las consecuencias pueden ser terribles”, mencionan desde la Organización.

Comentarios