BALANCE TRAS EL FORO ECONÓMICO MUNDIAL

Lo que dejó Davos: mucho ruido, pocas nueces y un guiño al FMI

Encuentros diplomáticos con mandatarios de alta estirpe mundial que no dejaron acuerdos específicos, reuniones con empresarios del rubro tecnológico y un particular mensaje al Fondo. Qué dijeron desde la oposición.
jueves, 28 de enero de 2016 · 00:00

La visita del presidente Mauricio Macri al Foro Económico Mundial de Davos en Suiza durante la semana pasada dejó mucha tela para cortar. Por un lado, desde los medios oficialistas ponderaron su presencia en el encuentro, en el cual la Argentina no decía "presente" desde hacía más de una década. En tanto, desde importantes diarios estadounidenses como el New York Times ensalzaron la figura de Macri como una de las estrellas de la reunión, entre quienes también fueron señalados el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, y el primer ministro inglés, David Cameron.

Además de reunirse con su par británico -con quien aseguró que mantuvo una charla sobre la soberanía de las Islas Malvinas-, Macri también mantuvo conversaciones con el CEO de Coca-Cola -quien afirmó que en un plazo de cuatro años la multinacional invertirá mil millones de dólares en la Argentina- y con los CEOS de las principales empresas tecnológicas a nivel mundial, como Facebook y Google.

Asimismo, Macri dialogó con los primeros ministros de Reino Unido de Israel (Benjamin Netanyahu), de Francia (Manuel Valls) y de Holanda (Mark Rutte), con los presidentes de México (Enrique Peña Nieto) y de Suiza (Johann Schneider-Ammann). Con ellos buscó alinear una agenda internacional, si bien no fueron oficializadas mayores precisiones al respecto.

Por otro lado, las declaraciones realizadas por ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, en referencia a la nueva puesta en funcionamiento en nuestro país de la auditoría anual que realiza el Fondo Monetario Internacional en naciones desarrolladas y en vías de desarrollo propulsaron críticas desde varios sectores del arco político. En diálogo con el medio económico Bloomberg, el titular del Palacio de Hacienda afirmó que el Gobierno "no tiene nada que ocultar” ante el FMI. A su vez, este contexto se vio agravado por los pronósticos del Fondo para la economía argentina en 2016, que sostienen que la actividad económica del país entrará en una recesión en torno al uno por ciento.

Horas más tarde, el diputado nacional por Santa Cruz, Máximo Kirchner, se refirió a las estimaciones del FMI y el visto bueno desde Hacienda para la realización de la auditoría: "Si la Argentina no va a crecer debe haber un mal cálculo del ministro de Economía, o de Hacienda, como se llama ahora, (por Alfonso Prat Gay) y esto es preocupante".

 

 

Comentarios