POLÍTICA

Macri dio su discurso inaugural en el Congreso con críticas al anterior gobierno

El Presidente Mauricio Macri dio inicio a las sesiones ordinarias del Congreso con una misiva de casi una hora, transmitida por cadena nacional. Dedicó la mayor parte a dar un duro diagnóstico sobre la “herencia K”.
miércoles, 02 de marzo de 2016 · 08:32
Mauricio Macri abrió las 136º sesiones legislativas con un discurso transmitido por cadena nacional, en el cual la mayor parte fue dedicada a presentar duras críticas a la gestión kirchnerista, y a la situación de país en la que el ex jefe de gobierno porteño asume su mandato presidencial. "Lo primero que tenemos que hacer es reconocer que no estamos bien, aunque nos duela, aunque cueste”, fue una de las primera frases del actual Presidente.
"Venimos de años en los que el Estado ha mentido sistemáticamente. Se ocultó información, faltan documentos, no hay estadísticas, cuesta encontrar un papel", indicó Macri, que habló de un "Estado desordenado" pese a que desde "2006 al 2015, se pagaron casi 694 mil millones de dólares en impuestos más que en la década del 90".
Asimismo, denunció déficits en la salud y educación públicas que los acusó a una mala administración de recursos estatales "en épocas de vacas gordas”, y denunció que muchas políticas del anterior gobierno se convirtieron en leyes "que solo quedaron en el papel.”
El presidente, decidido a dejar una impronta, habló en un tono más alto que el habitual, que subió aún más cuando los camporistas intentaron taparlo con insultos. 
Denunció haber encontrado "un Estado plagado de clientelismo, de despilfarro y corrupción", e insistió en las supuestas falsedad de las estadísticas del gobierno anterior, esta vez en referencia al empleo. "Camuflaron el desempleo con empleo público, nos mintieron", disparó. 
Se vivieron momentos tensos cuando la bancada kirchnerista aumentó el volumen de los abucheos, a la vez que sectores de La Cámpora levantaban carteles con leyendas varias –entre la que se destacaban los retratos de su primo Calcaterra y su amigo y principal socio Caputo, ambos beneficiados con obras millonarias en la ciudad y ahora en la nación -, e inclusive la vicepresidenta Gabriela Michetti debió pedirles que "respeten al Presidente” ante la ola de insultos. 
Parte de esa tensión se disipó cuando el jefe de la bancada del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, le remarcó a Macri que se había confundido, y que estaba leyendo una hoja repetida del discurso. "Ves que podemos trabajar juntos”, le contestó el Presidente, despertando las risas del auditorio.

Comentarios

Otras Noticias