policiales | Lomas de Zamora | delincuentes | persecución

Lomas de Zamora: cayó una banda dedicada al robo de autos

Tres delincuentes fueron arrestados en dos hechos distintos ocurridos en Lomas de Zamora. Hubo una intensa persecución para detener a uno de ellos.

La Policía detuvo a tres delincuentes que pertenecían a una banda dedicada al robo de autos. Fueron arrestados en dos hechos distintos en Lomas de Zamora, que incluyeron una larga persecución.

Todo comenzó cuando dos sujetos que circulaban con una actitud sospechosa en un Fiat Uno fueron vistos por efectivos de la Comisaría 9ª de Parque Barón. Los oficiales les hicieron señas para que detuvieran la marcha y así poder identificarlos, pero no hicieron caso y aceleraron para intentar escapar.

Yuga.jpeg
Llave incautada al joven que fue perseguido por la Policía en Lomas de Zamora.

Llave incautada al joven que fue perseguido por la Policía en Lomas de Zamora.

Así comenzó una persecución de 15 cuadras que terminó en la calle Pampero al 800, donde los individuos dejaron el auto abandonado. La Policía logró arrestar a uno de ellos, un joven de 20 años, a quien se le incautó una yuga casera (llave adulterada). Al revisar el Fiat Uno, notaron que las patentes no coincidían con el dominio gravado en los vidrios y constataron que el vehículo había sido robado el 23 de julio en Quilmes.

Irónicamente, esa detención coincidió con un segundo hecho que sucedió a sólo 100 metros. Es que casi en simultáneo a aquella persecución, los vecinos habían alertado al 911 de que dos jóvenes estaban desarmando un Peugeot 505 en la esquina de Pampero y Terrada, a una cuadra de donde fue arrestado el primer delincuente.

Peugeot robado.jpeg
Auto que estaban desarmando los dos delincuentes descubiertos por efectivos de la Comisaría 9ª de Parque Barón.

Auto que estaban desarmando los dos delincuentes descubiertos por efectivos de la Comisaría 9ª de Parque Barón.

En ese segundo hecho, fueron detenidos otros dos muchachos de 24 y 26 años. La situación fue la misma que la del primer hecho: era un auto robado cuyas patentes no coincidían. El Peugeot tenía pedido de secuestro en Burzaco desde el 28 de julio.

De acuerdo a las primeras investigaciones, se cree que todos pertenecían a la misma banda, por la similitud de los hechos y la cercanía entre sí. "Se ve que se dedican a estos autos por su sistema de seguridad, son fáciles de arrancar y los repuestos se venden rápido porque no hay. Los enlataban para andar en la calle y después trasladarlo a otro lado, cortarlos y vender las autopartes", informaron fuentes policiales a El Diario Sur.

Dejá tu comentario