Medio Ambiente

La Ciudad de Buenos Aires prohibió el uso, comercialización y distribución de sorbetes

Tiene como objetivo “limitar el uso de plásticos” y “reemplazarlos por materiales más sustentables”.
jueves, 21 de noviembre de 2019 · 09:53

En busca de reducir la cantidad de plásticos que se desechan a diario, y siguiendo el modelo adoptado por varias ciudades balnearias, a partir de hoy quedan prohibidos en la Ciudad de Buenos Aires los sorbetes. La normativa atañe no sólo a su uso sino también a la entrega y expendio de estos materiales. Quienes no acaten la disposición, tendrán “severas multas”.

"Hace seis meses impulsamos esta resolución, con el claro objetivo de lograr el abandono del uso de sorbetes. Hemos tenido una buena experiencia con las bolsas y creemos que debemos limitar los plásticos de un solo uso, que podemos reemplazar con costumbres más sustentables", explicó al respecto el ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Eduardo Macchiavelli.

Varios locales de comidas rápidas, tanto de CABA como del conurbano, ya habían comenzado con la reducción de estos elementos explicando que el objetivo era "limitar el uso de plásticos" y "reemplazarlos por materiales más sustentables". El abandono de los plásticos comenzó de manera paulatina en marzo y se espera que llegue a más localidades en un futuro, siendo que ya se implementa en Pinamar, Villa Gesell, Mar del Plata, Mar Chiquita, Mendoza y Ushuaia.

La resolución "816/MAyEP/2019", que se desprende de la ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos 1.854 alcanza a “hoteles de cuatro y cinco estrellas, shoppings, galerías y centros comerciales a cielo abierto, locales que posean una concurrencia de más de 300 personas por evento y establecimientos de cadenas comerciales".

En pos de cuidar al medioambiente, los usuarios "podrán denunciar el incumplimiento de esta norma a través del canal de reclamos y solicitudes de la Ciudad".

Los sorbetes son “el cuarto residuo plástico más común en las costas y océanos" y tardan entre 150 y 400 años en descomponerse. En un mes, se consumen alrededor de dos millones sólo en lo que son patios de comidas y shoppings de la Ciudad.

Comentarios