Accidente

Dieron de alta al agente atropellado por Eugenio Veppo

Santiago Siciliano salió el hospital tras casi tres meses de internación y contó cómo fue su experiencia. Deberá continuar con la recuperación en su domicilio.
jueves, 05 de diciembre de 2019 · 07:58

Santiago Siciliano, uno de los agentes de tránsito atropellados por el periodista Eugenio Veppo el 8 de septiembre, fue dado de alta tras casi dos meses en terapia. El joven deberá continuar con “tratamientos ambulatorios” y con su “adaptación al mundo otra vez, con muchos cuidados”, de acuerdo a lo que contó al salir del hospital. Además, todavía requiere otra intervención quirúrgica.

“Es muy justa la carátula que se le impuso a Eugenio Veppo que es de ‘homicidio simple con dolo eventual’, espero que se haga Justicia y cumpla la condena que le corresponde”, aseguró en la puerta del hospital Fernández al salir acompañado por su pareja. Además, deseó que “cumpla con la pena que corresponde”.

Actualmente Veppo se encuentra en prisión preventiva por atropellar y matar a una agente de tránsito, Cinthia Choque, y herir de gravedad a otro de los efectivos. El hecho sucedió de madrugada en el barrio porteño de Palermo.  La causa fue elevada a juicio oral el 21 de noviembre y el expediente fue sorteado y recayó en el Tribunal Oral en lo Criminal 14, que deberá fijar las fechas de inicio.

En la salida del centro de salud, Siciliano agradeció “a los cirujanos del hospital Fernández”, a quienes consideró de “primera calidad”. “Estuve en terapia intensiva, estuve en coma inducido hasta que desperté y estuve en las salas de neurocirugía. Me operaron de las dos rodillas y el tobillo derecho, la pierna más comprometida fue la derecha porque ahí me impactó el auto de Veppo”, explicó al respecto.

Además, contó que al ver los videos del momento del impacto le “revolvió el estómago” porque se vio “tirado, bañado en sangre” pero “la peor parte” se la llevó su “compañera que rebotó en el móvil y tuvo una muerte casi instantánea”. “Lo último que me acuerdo es que salí de mi casa rumbo al trabajo, despedí a mi hijo y novia y no me acuerdo más nada”, contó y lamentó que hasta el momento no recibió “ningún pedido de disculpas” por parte del autor de los hechos.

“O no tiene mi teléfono o no le debe dar la cara, porque se dio a la fuga después de atropellarnos, calculo que debe estar arrepentido. Se quiso comunicar con mi mamá y no lo atendió y se comunicó con mi tío y, según él, fue una especie de arrepentimiento pero como de ‘lágrimas de cocodrilo’”, finalizó.

Comentarios