Caso Garrahan

Vinculan la red de pornografía con un hombre que se suicidó en 2018 en Cañuelas

Desapareció el mismo día en que se realizaba el allanamiento en la casa del pediatra Ricardo Russo en noviembre del año pasado. Dos meses después lo encontraron ahorcado en un descampado.
viernes, 31 de mayo de 2019 · 16:02

Nuevas pistas dentro del caso que investiga la red de pornografía infantil protagonizada por el pediatra del Hopsital Garrahan Ricardo Russo lo unen con un hombre de Cañuelas, que fue encontrado a principios de año ahorcado en un campo.

Se trata de Martín Abad, quien desapareció de su hogar el día en que allanaron la casa del pediatra -22 de noviembre- en el marco de la causa vinculada con la creación y distribución de pornografía infantil. El mismo operativo se realizó en su casa, en la localidad de Vicente Casares.

Estaba siendo investigado por haber intercambiado material con imágenes de menores en situaciones sexuales. La causa había comenzado con una pista en Brasil y los había llevado no sólo al vecino de Cañuelas sino también a la casa del pediatra del reconocido hospital infantil.  Ambos allanamientos habían sido ordenados por la jueza en lo Penal, Contravencional y de Faltas porteña María Alejandra Doti.

Dentro de la casa de Abad Gendarmería secuestró seis pendrives, dos notebooks, tres netbooks y 350 CD, pero no imputaron ni detuvieron formalmente al hombre ya que no se sabía el contenido de lo requisado. Ese mismo día, abandonó su domicilio y no se supo más de él.

De acuerdo con lo manifestado por la familia a Info Cañuelas, creían que era buscado por razones políticas, ya que hacía publicaciones contra el Gobierno en sus redes sociales. No obstante, Abad fue hallado con signos de haber sido ahorcado en un descampado a 15 kilómetros de su casa a fines de enero del presente año. Junto a él estaba su camioneta incendiada y llevaba consigo la ropa de trabajo, documentos y pertenencias.

"Estaba colgado de un árbol, con la ropa de trabajo (una camisa oscura con bandas refractantes), lo que facilitó su inmediata identificación. Además, tenía en su poder su reloj y toda documentación personal. A unos pasos se encontraba su camioneta incendiada. A priori se cree que no fue Abad quien la incendió, sino que el vehículo fue desmantelado poco a poco por delincuentes y luego prendido fuego para no dejar huellas", detallaron entonces fuentes policiales.

Comentarios