Investigación

La única sobreviviente de la masacre de Monte aseguró: "Sé cosas importantes para la causa"

La joven, de sólo 14 años, contó cómo fue que decidieron ir a dar un paseo y algunos detalles del accidente.
jueves, 25 de julio de 2019 · 07:44

Dos meses pasaron de la persecución policial en San Miguel del Monte que culminó con la muerte de cuatro jóvenes. La única sobreviviente, Rocío Quagliarello, continúa enfocada en su recuperación y recientemente pudo volver a camina. No obstante, queda mucho camino para que pueda retomar las riendas de su vida cotidiana.

Ayer, ante las cámaras de Telenoche, la joven decidió hablar por primera vez en público y aseguró: “No tengo miedo a declarar”. "Me acuerdo de cosas que son importantes para la causa, pero no las quiero contar",  añadió la acompañada de su hermana Sofía, su prima Luz y su madre Luana.

La joven relató cómo fue el día de accidente en el que un viaje en un Fiat Spazio con sus amigos - Camila López, Danilo Sansone y Gonzalo Domínguez- y Aníbal Suárez, el único mayor de edad y conductor, se convirtió en una pesadilla al chocar contra un camión camión estacionado en la colectora de la ruta 3 en el marco de una persecución policial.

En este sentido, la joven explicó que “siempre” se encontraba para pasear con sus amigos. "Ese día estábamos con Cami y pasaron Danilo y Gonzalo en el auto de Aníbal. Nos convencieron de subir y dar una vuelta", explicó y añadió: "Danilo, Gonzalo y Camila eran mis amigos, con los que pasaba la mayoría del tiempo".

"Me acuerdo algunas cosas, pero no las quiero contar. Solo se lo conté a ellas (por la hermana y su prima)", añadió y destacó que pueden ser "importantes" para la causa. "Nunca pensé que la Policía podía hacernos daño. Confiábamos en ellos, no teníamos miedo", aseguró y destacó que se encuentra recuperándose junto a su familia. "Fueron días con muchas visitas, tengo el apoyo de mi familia y amigos, que vienen a merendar conmigo".

Rocío, con 14 años recién cumplidos, salió del hospital y ya logró dar sus primeros pasos tras la dura rehabilitación. "Estoy bien, el brazo todavía no lo puedo mover. Viene la kinesióloga tres veces por semana. Tengo alguna molestia, pero ya no dolores fuertes", contó sobre su estado de salud.

Comentarios