Indignante

Hacía un reparto, se accidentó y la empresa de delivery le contestó de una manera insólita

El hombre tiene 63 años y trabaja para Glovo. Fue trasladado a un hospital y afortunadamente se encuentra bien.
lunes, 29 de julio de 2019 · 09:51

Ernesto Florida tiene 63 años y es técnico en electrónica. No obstante, trabaja como repartidor de Glovo en motocicleta. El fin de semana fue embestido por un auto y padeció varias heridas, en Charlone al 500, en el barrio porteño de Colegiales. No obstante, su caso no se conoció por la gravedad del hecho sino por la respuesta de sus empleadores.

Desde el piso, sin poder moverse, el hombre reportó por la aplicación que había padecido un accidente y que no podría llegar a la entrega. La respuesta del operador fue inesperada. Lejos de preguntarle si estaba bien o si necesitaba algo, el mensaje recibido fue: "¿Cómo se encuentra el pedido? ¿Está en buen o mal estado para poder ser entregado?”.

El hombre fue asistido por las personas que se encontraban en la calle, que llamaron al SAME y esperaron su derivación a un hospital. La periodista Yanina Otero fue una de ellas, quien además presenció la respuesta de la empresa y expresó su indignación en las redes sociales.

"Hace un rato socorrí a un repartidor de pizza que lo atropelló un auto. Mientras yo llamaba al Same, el hombre - tirado en el piso y sangrando- avisaba a la app que había tenido un accidente. Lo único que le importaba a ellos era el estado de la pizza. Perverso es poco", escribió en su cuenta de Twitter.

La víctima del accidente explicó posteriormente a Télam que "el problema no es la empresa, que tiene cosas para corregir, sino el empleado que me estaba pidiendo una foto cuando yo estaba en el suelo". Por otro lado, el hijo de Ernesto destacó que su padre "está cómodo en su trabajo, lo disfruta y no lo tratan mal" y que más bien se trató de "un episodio particular" en el que "se manejaron de manera horrible, demostrando que a ellos lo que les importa la clientela y el producto, y el resto es secundario".

Desde la empresa posteriormente salieron a aclarar lo ocurrido y pidieron disculpas por el mal manejo de la situación. "Afortunadamente él se encuentra bien ahora pero, al momento de comunicarse con el área de soporte, el agente no comprendió la gravedad de la situación y su respuesta no fue adecuada. Lamentamos profundamente lo sucedido y estamos trabajando para que no vuelva a ocurrir", dice el texto, a la par que agradecen "enormemente a todos los que, desinteresadamente, asistieron al repartidor. Nos hemos puesto en contacto con él para consultar por su salud, ponernos a disposición y disculparnos por el trato recibido”.

Comentarios

Otras Noticias