Hasta nuevo aviso

La justicia porteña decidió suspender a Glovo, Rappi y Pedidos Ya

Podrán volver a operar cuando regularicen y equipen de manera adecuada a todos sus empleados. En caso de encontrar irregularidades, las empresas serán sancionadas.
viernes, 02 de agosto de 2019 · 16:48

Después de los múltiples accidentes dados a conocer las últimas semanas, principalmente el del repartidor accidentado a quien le pedían el estado del pedido en vez de preocuparse por su salud, la Justicia porteña dictaminó la suspensión de las empresas Rappi, Glovo y Pedidos Ya hasta que regularicen la situación y equipen a sus empleados.

La decisión fue anunciada por el magistrado Roberto Gallardo amparándose en un fallo previo de la Cámara que exigía la inscripción de todos los trabajadores de delivery de estas empresas en el registro porteño y la obligación de que los repartidores utilizaran una indumentaria adecuada. En caso de no cumplir con esta normativa y que los inspectores hallaran a alguna persona trabajando fuera de las condiciones establecidas, se decomisará los envíos y sancionará a las empresas con multas de hasta 10 mil pesos por pedido.

En este sentido, Gallardo explicó que existe un "palmario incumplimiento de la normativa de orden público vigente en la materia y de la orden emitida por la Cámara de Apelaciones del fuero (...) en la que incurren" el gobierno porteño y "las empresas prestatarias". Para asegurarse el cumplimiento de la norma, realizarán operativos policiales en esquinas de Palermo y Las Cañitas, principalmente, donde suele circular una gran cantidad de repartidores.  

Estas medidas surgieron de un reclamo realizado por la Asociación Sindical de Motociclistas Mensajeros y Servicios (ASIMM) tras el accidente de la pasada semana. Para el gremio, los accidentes que sucedieron hasta el momento "no se deben a las impericias de los trabajadores al

En su justificación, el juez a cargo de esta orden dio a conocer las estadísticas de los hospitales públicos porteños, donde "se registraron 25 accidentes en la vía pública que involucraron a conductores de motos o bicicletas afectadas al servicio de mensajería y reparto a domicilio".

En ese momento el tribunal dio un plazo de 60 días al gobierno capitalino para que determine si corresponde que las compañías de mensajería y de delivery de alimentos obtengan las habilitaciones y se inscriban en el Registro Único de Trabajadores en Motovehículos y Ciclorodados. Además Rappi S.A.S., Kadabra S.A.S. (Glovo) deberán anotarse dentro de los 10 próximos días.

Comentarios