Del odio al perdón

La emotiva carta que escribió una docente a los ladrones que ingresaron en su hogar

"Lo que me puso en duda fue si perdonarlos o no por el temblequeo intenso de las piernas de mi hija apenas llegamos y vimos la "escena". ¿Y saben qué? ¡Los perdono!", escribió en un texto que espera que llegue a los "pibes chorros" que ingresaron a su hogar.
miércoles, 21 de agosto de 2019 · 11:59

Verónica es docente y vive en Villa Elisa, en la zona de Arana y camino General Belgrano. El pasado sábado, y el 2 de julio previamente, sufrió “escruches” por parte de un grupo de delincuentes. Se trata de un tipo de robo en el que los ladrones esperan a que se retiren los dueños de la vivienda para poder ingresar sin peligro.

En ambos casos se llevaron objetos de valor y rompieron algunas aberturas para poder ingresar: “El 2 de julio se llevaron ropa, televisores y hasta un par de zapatillas flamantes. También provocaron un gran desorden. Y este sábado forzaron las rejas nuevas y sustrajeron un televisor de 43 pulgadas que recién se había pagado la primera cuota”, explicó la damnificada a Infocielo.

A pesar de dolor que le produjo la situación y el miedo que vio en los ojos de su hija al llegar al hogar, decidió escribirle una carta a los “pibes chorros” perdonándolos. La publicó en sus redes sociales con el objetivo de que lleguen a leerla y, quizás, recapaciten sobre sus hechos.

La carta completa:

“Queridos pibes chorros:

Les pido disculpas, pero ya no voy a poder comprar otra tele porque llegué al límite de cuotas permitidas. Por eso ni se gasten en forzar puertas y ventanas… que ya no hay más nada. Igual, les agradezco porque tengo un par de libros que me esperan para leer.

Lo que me puso en duda fue si perdonarlos o no por el temblequeo intenso de las piernas de mi hija  apenas llegamos y vimos la "escena". ¿Y saben qué? ¡Los perdono! Porque hoy a la mañana se levantó cantando una canción de una serie que miraba… que dice algo así como: "…sé que no existe el miedo si no dejo de intentar…". ¿Será su inconsciente que estuvo trabajando toda la noche? No sé, pero comprendí que ella entendió todo.

Y bueno, para terminar, les dejo una frase de una peli re linda que quisiera que tengan presente y que la usen en momentos de tristeza, cuando se sientan desahuciados ...como ahora yo: "La vida a veces duele, a veces cansa, a vece hiere. Ésta no es perfecta, no es coherente, no es fácil, no es eterna, pero a pesar de todo, ¡LA VIDA ES BELLA!”.

PD: Algún día también pasen a tomar unos mates, total ya saben cuándo no estoy y conocen mi casa mejor que yo”.

Comentarios