Provinciales

Almacenero fue baleado en intento de robo y su mujer mató a un ladrón en La Matanza

El delincuente falleció en el acto, mientras que su cómplice se encuentra prófugo pero identificado. El comerciante quedó internado tras el tiroteo.
sábado, 31 de agosto de 2019 · 16:00

El dueño de un almacén resultó gravemente herido de tres balazos, luego de que un grupo de delincuentes ingresó a robar a su local en la localidad de Virrey del Pino, donde su esposa se enfrentó a los tiros con los ladrones y logró matar a uno de ellos.

El comerciante, identificado como Alejandro Arrejín de 28 años, estaba en el local y entraron dos delincuentes con la excusa de preguntar por precios de algunas mercaderías, cuando le gritaron al almacenero: "Esto es un asalto, dame toda la plata". El hecho ocurrió ayer a las 19.30 en un comercio ubicado de la calle Manzanares 2674, en el partido de La Matanza. 

En ese momento, la mujer de Arrejín estaba en el comedor de la casa, ubicado al lado del local, escuchó todo lo que estaba pasando y  fue sorprendida por uno de los ladrones, que le pidió su teléfono celular, a lo que accedió.

Luego, según el testimonio que la mujer dio a la Justicia, en un descuido del ladrón, ella fue hasta la habitación matrimonial, tomó un arma de la mesa de luz, volvió otra vez hasta el comedor, amenazó a los asaltantes, efectuó tres disparos al aire para asustarlos y que se fueran de su local.

Uno de los ladrones escapó, mientras que el otro mantenía a su marido agarrado del hombro. Entonces, la mujer fue hacia el mostrador del comercio y le pidió al asaltante que tenía a su marido que lo soltara, pero éste no hizo caso y le gritó: "Te voy a matar a vos y a tus hijos".

Como el delincuente le seguía apuntando con el arma, la mujer le disparó dos veces y se produjo un tiroteo en el que el ladrón recibió un balazo en el pecho, que le provocó la muerte. El comerciante recibió tres tiros, uno en la rodilla derecha, otro en el glúteo del mismo lado y el tercero en la espalda, con orificio de entrada y salida. 

Tras el intercambio de disparos, Arrejín fue llevado por unos vecinos al Hospital Simplemente Evita de González Catán. Este mediodía, el comerciante permanecía alojado en la sala de terapia intensiva.

En tanto, el delincuente fallecido tenía 23 años y antecedentes penales por varios delitos, su cómplice se encuentra prófugo pero ya fue identificado, ya que también estuvo detenido.

La causa es instruida por el fiscal de Homicidios de La Matanza, Claudio Fornaro, quien dio diversas directivas a la Jefatura Departamental de ese distrito para avanzar en la pesquisa. 

Comentarios