Provinciales |

Axel Kicillof asumió como gobernador bonaerense: “Es el primer día de una etapa diferente

Lo hizo en la Cámara de Diputados de la provincia, en La Plata, ante la presencia de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

Axel Kicillof asumió este miércoles en la ciudad de La Plata como Gobernador de la provincia de Buenos Aires. Lo hizo en la tradicional Asamblea Legislativa, ante la presencia de los actuales presidente y vicepresidenta de la Nación. También juró y asumió como vicegobernadora Verónica Magario.

Luego de entregar los atributos del poder al gobernador entrante, María Eugenia Vidal fue despedida con aplausos del recinto.

Después de la jura, Kiciloff tomó la palabra para dirigirse a los presentes, indicando que su objetivo será “trabajar a fondo y sin descanso para reconstruir la provincia de Buenos Aires, y recuperar los derechos perdidos”.

“Hoy es el primer día de una etapa diferente”, agregó el gobernador de la provincia, destacando el hecho de que las elecciones fueron ganadas “por la mitad más dos, con el 52% de los votos”.

También destacó que el resultado de las elecciones “expresa un estado de malestar y rechazo” con respecto a la administración previa. “Rechazo a una lógica de gobierno que nació con muchas promesas y que después se basó en el marketing político”.

El gobernador señaló que la sociedad “no quiere persecuciones y un estado ausente y distante”, y que la unidad no implica ser todos iguales ni pensar lo mismo, sino que “la unidad debe ser en la diversidad”.

"La provincia perdió autonomía fiscal. Depende mas de recursos externos que vienen de nación que de sus propios recursos", señaló.

"“Dejan una caja de 25 mil millones de pesos, tendremos que verlo, pero el problema son las necesidades que hay que atender. Esa caja no alcanza para atender las obligaciones de los próximos 30 días, obligaciones básicas como sueldos. Entre sueldos y oobligaciones de deuda hay 40 mil millones de pesos”.

Kicillof indicó que la provincia se encuentra en una “emergencia financiera”, que la “deuda en pesos se quintuplicó” en los últimos años y que “la mejor política para terminar con el hambre es dar trabajo”.

"Vamos a dejar sin efecto el aumento de las tarifas", indicó, con respecto a los incrementos de precios en los servicios que se esperaban para los próximos meses. "Si una tarifa no puede ser pagada por un jubilado, es saqueo", señaló.

Con respecto a la educación indicó: “No esperen ver a un gobernador que se se enfrente y ataque a los maestros y maestras; hay que defender la escuela pública, a la universidad pública, a la ciencia".

"Espero la paciencia, el apoyo y la comprensión de todos y todas las bonaerenses".

Dejá tu comentario