PROVINCIAL - SALUD

Prevenir el suicidio adolescente desde las escuelas

Detectado como una de las principales causas de muerte en los jóvenes entre 15 y 24 años, desde el Ministerio de Salud de la Provincia capacitan a los docentes y equipos de salud para detectar los casos más vulnerables a tiempo.
viernes, 03 de octubre de 2014 · 00:00

Dos son las principales causas de fallecimiento de jóvenes entre 15 y 24 años, una inevitable y otra prevenible, se trata de los accidentes y los suicidios, respectivamente. El Ministerio de Salud de la Nación comprobó que de las de las 6.573 muertes de adolescentes y jóvenes en dicha franja etaria, anualmente casi mil son por suicidio, muchas veces agravado por el consumo de alcohol y drogas.

Ante estos datos, el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires creó un Programa de Abordaje Integral del Suicidio orientado a los docentes y equipos de salud, quienes podrán detectar en las relaciones cotidianas que tienen con los jóvenes si alguno de ellos es vulnerable a este tipo de situaciones y actitudes.

"La idea es que los educadoresobserven ycapten rápidamente a los chicos en riesgo, sepan identificar las posibles causas, convoquen a las familias y ofrezcan herramientas de ayuda”, destacó el responsable provincial de la cartera de salud, Alejandro Collia, en la primera jornada llevada a cabo en el museo 17 de Octubre en la localidad de San Vicente.

Para su ejecución, el plan consta de tres ejes de intervención en los que se deberá trabajar: la prevención, la asistencia y el manejo de la postvención, es decir, trabajar con los familiares y allegados de la persona que haya intentado o se haya suicidado para brindarles atención psicológica y acompañamiento terapéutico.

"No es nada fácil hablar de las causas, el suicidio es multicausal y sumamente particular; perohemos podido observar un peso notable del suicidio en jóvenes adictos al alcohol, la cocaína y la pasta base”, detalló el Director de Salud Mental de la cartera sanitaria provincial, Aníbal Areco y añadió que "en la población general, casi el 95 por ciento de los suicidios se asocian a enfermedades psiquiátricas: en primer lugar la depresión, seguida porlos trastornos de ansiedadseveros, el trastorno bipolar y, en cuarto lugar, las adicciones; esta última es muy frecuente en jóvenes”.

El proyecto parte de la base de que el suicidio es algo prevenible en algunos casos, siendo que la familia, amigos y la escuela, los entornos cercanos, podrían captar las situaciones críticas e intervenir, contener y orientar al adolescente.

Dentro de la capacitación, los especialistas en salud mental recomendaron a los presentes que ante la observación de un cuadro de retraimiento, automutilación, cambios en la conducta o cambios repentinos de grupo de pertenencia, integración en grupos urbanos con tendencias al consumo problemático de drogas o alcohol, recurran a la familia y comiencen un tratamiento conjuntamente con el gabinete psicopedagógico.

Los datos relevados por la Organización Mundial establecen que, a nivel mundial, una persona se suicida cada 40 segundos, siendo que anualmente se lleva un millón de vidas. En nuestro país, se encuentra entre las tres primeras causas de muerte en personas de 15 a 44 años, siendo la segunda si se calcula hasta los 24 años.

Según las últimas estadísticas relevadas por el ministerio de Salud de la Nación en 2012, se registraron 968 suicidios de adolescentes y jóvenes en el año, siendo que los expertos en salud mental estiman que por cada caso logrado hay entre 20 y 30 intentos fracasados, coincidiendo de que el consumo de alcohol y drogas aumenta el riesgo hasta 5 veces.

"En estados de intoxicación aguda, el efecto delas sustancias colaboran porque eliminan o reducen los mecanismos psicológicos de control y autopreservación y liberan la impulsividad autoagresiva”, explicó Areco y añadió que en estados de abstinencia por cocaína o alcohol también aumenta la vulnerabilidad"porque después de la euforia que proporcionala droga viene el bajón, un estado depresivo que puede empujar hacia el suicidio”.

Siguiendo con ese planteo, Areco destacó que la Subsecretaría de Salud Mental y Adicciones ofrece una línea gratuita para brindar asesoramiento a las familias o afectados por una adicción mediante una línea telefónica: 0800-222-5462 de atención continua.

En la Jornada organizada por la Subsecretaría de Salud Mental y Adicciones con docentes y profesionales del Hospital y el CPA de San Vicente participaron Héctor Basile, referente nacional en prevención del suicidio; Juan José Fernández y el padre Jorge Beigbeder, sacerdote de la parroquia Nuestra Señora del Valle de Ezeiza, quien asumió un compromiso brindando un número de teléfono, (011) 4245-3333, para ayudar a quienes piensen que la alternativa es el suicidio o se hallan en una situación de "crisis”.

"No hay que minimizar las advertencias, ni los dichos al pasar, porque por lo general dan cuenta de algo que se está pensando, elaborando y que probablemente se convierta en un acto”, advirtió para finalizar el Director de Salud Mental de la cartera sanitaria provincial, advirtiendo que muchas veces se consuma en una fase de mejoría, cuando la persona ya tiene energía y voluntad para traducir los pensamientos en acción, aclarando también que no porque una persona haya tratado suicidarse debe permanecer en "riesgo”.

Comentarios