Susto y milagro

Cómo está la mujer que se cayó en las vías y qué dijo la Justicia sobre los hechos

Su marido contó cómo se encuentra actualmente y los tratamientos que deberá hacer para recuperarse. Además, la conductora de la formación relató los sucesos desde su perspectiva.
jueves, 17 de octubre de 2019 · 11:23

En las últimas horas se conoció la identidad y el estado de salud de la mujer que cayó a las vías del subterráneo tras ser empujada involuntariamente por un hombre que se habría desmayado. Su marido, Marcelo, contó cómo se encuentra y cómo vivieron este momento desde su familia. 

Andrea tiene 54 años, es maestra de jardín y se desempeña actualmente directora de un establecimiento educativo de la Ciudad de Buenos Aires. En el momento del accidente, se encontraba camino a su puesto de trabajo. Producto de la caída, padece de una rotura en el hueso sacro que la tiene inmovilizada por completo.

“Mi señora en este momento está bien, se está recuperando, se alimenta por sus propios medios, está lucida. No se puede mover en absoluto porque tiene una fractura del hueso sacro. Está muy angustiada, shockeada totalmente”, contó a Telefé su marido, Marcelo. “Estamos todos angustiados, tristes, para mejor nosotros nos enteramos que ella se cae a las vías cuando mis hijos ven el video, teníamos entendido que se había caído al andén, no  a las vías”, añadió.

La mujer recién ahora, casi dos días después, tomó conciencia de todo lo que pasó. “A momentos está bien, a momentos llora”, explica su pareja y cuenta que “tiene que estar internada con altas dosis de analgésicos e inmovilizada totalmente por la fractura del hueso sacro, que no es quirúrgica sino de cura espontanea”.

Con respecto a la forma en que se enteró del accidente, Marcelo contó que se enteró por un llamado del personal de subterráneos pero no le dieron mucha información al respecto, sólo que había estado inconsciente algunos minutos. “Cuando nos trasladaron a la guardia del hospital Fernández este muchacho viajó con nosotros a la guardia y le pregunté cómo se sentía y qué había pasado, porque yo no sabía nada hasta ese momento. Me dijo que estaba volviendo a su casa, que estaba yendo a su oficina pero volvía porque se sentía mal”, relató.  

Por su parte, Roxana Flores, la motorman que estaba a cargo de la formación también habló con Telefé y contó su parte de las historia, un suceso único en su carrera siendo que trabaja allí hace más de 25 años perteneciendo a la primera generación de mujeres de Tránsito.

“La gente hacia aventeo con las manos, señas y bueno, enseguida observé que había una persona en la vía y como dice el protocolo accione el freno de emergencia, que actúa con mayor velocidad, el convencional va frenando de a poco”, contó y añadió; “veníamos de una curva, en velocidad y en bajada. El tren va a 38/40 km/h”.

Además, contó cómo repercutió el momento en su persona, a pesar de haber salvado la vida de Andrea. “Me puse mal, me estresó, no podía creerlo. Es muy fuerte ver lo que sucedió, me quedé preocupada por la chica”, contó. Finalmente, al saber de su estado de salud, pudo tranquilizarse ya que, en el momento, no pudo abandonar la formación y debió continuar con su trabajo.

QUÉ DICE LA JUSTICIA SOBRE EL CASO

El fiscal a cargo de la causa, Walter López, ordenó en su momento la detención del hombre hasta averiguar qué paso. “En un principio, se habría establecido una imputación por lesiones. El señor había podido quedar en libertad porque la presunción era de que esta persona tuvo un desmayo y no había ninguna conducta dirigida a provocar el resultado. Pero nosotros lo mantuvimos detenido hasta poder reunir la información suficiente hasta establecer que había sido un accidente”, explicó en declaraciones a Telefé Noticias.

Pocas horas, con las pruebas recolectadas, determinaron que fue un hecho fortuito. “Él nos dijo que no se sentía bien. Pudimos comprobar que había tenido comunicaciones previas con su mujer en las que le decía que su intención era volver a casa porque no se sentía bien”, explicó el funcionario y determinaron a través de estudios médicos del hospital Fernández que el desmayo se produjo debido a un trastorno en la salud del hombre.

"En principio, el hombre tiene una patología previa y el desmayo respondía a una fase determinada de esa patología", completó el fiscal, que explicó que “la situación de él respondió a lo que llamamos ‘Falta de Acción’. Es decir que en principio, no hubo acción ni conocimiento ni voluntad de realizar una conducta determinada. En este caso, ni siquiera es una situación de negligencia. El desmayo provocó la caída del cuerpo y así terminó empujando a la persona”.

Comentarios

Otras Noticias