Actitudes pejudiciales

¿Cómo afecta el tabaquismo de los padres en la vida de los bebés?

De acuerdo a un estudio, la exposición al humo de los cigarrillos puede ocasionar en los menores daños irreversibles e incrementar el riesgo de que padezcan una muerte súbita.
sábado, 22 de junio de 2019 · 09:00

El impacto del tabaquismo está comprobado no sólo en aquellas personas que son fumadores frecuentes sino también en los ocasionales y en los pasivos, que reciben de manera indirecta el humo. Los químicos y la nicotina presente en este sencillo acto de fumar un cigarrillo tienen importantes consecuencias en la salud.

Muchas veces los niños comparten espacios nocivos con personas fumadoras, ya sean sus padres, parientes o desconocidos. Esta simple exposición, de acuerdo a múltiples estudios, puede ser causa del aumento de muerte súbita en bebés, que se incrementa seis veces con respecto a los bebés que conviven en ambientes libres de humo.

"El síndrome de muerte súbita del lactante es la muerte sin causa aparente, que, por lo general, sucede durante el sueño de un bebé aparentemente saludable menor de un año", explicó el pediatra y neonatólogo Gastón Ofman. "Uno de los factores más importantes es vivir con padres fumadores, lo que aumenta casi seis veces el riesgo si los dos padres fuman, 2,5 veces si el padre fuma y 2,7 veces mayor si la madre fuma, comparado con no fumadores", añadió.

Cabe destacar que la función pulmonar durante los primeros años de los niños es muy importante y, a su vez, es un reflejo de cómo funcionará el sistema los años posteriores. “Se sabe que la exposición a humo de cigarrillo durante el embarazo y la niñez temprana (0-4 años) puede ocasionar daños permanentes y predisponer a enfermedades o síntomas crónicos, como el doble de riesgo de desarrollar asma o síntomas respiratorios como sibilancias", detallan los expertos.

QUÉ PASA CON LA SALUD REPRODUCTIVA

El tabaco también es perjudicial para las embarazadas y su salud reproductiva. “Está comprobado que quienes fuman diez cigarrillos diarios reducen hasta un 50% las posibilidades de lograr un embarazo sano", aseguran los especialistas y detallan que "pese a la contundencia de los problemas que acarrea el tabaquismo sobre la fertilidad, se estima que solo el 47% de las pacientes estériles y el 14% de las gestantes tiene conocimiento de ello".

Las mujeres que fuman equivalen a tener diez años más que la edad real, lo que influye en la reserva ovárica y a la receptividad uterina influyendo en los tratamientos de reproducción asistida a los que puedan aplicar.

"En los hombres provoca alteraciones en los niveles hormonales que deterioran la calidad y cantidad del esperma y su movilidad, y también puede causar impotencia. Por lo tanto, en parejas de fumadores se necesita el doble de ciclos para lograr una gestación y las tasas de implantación son más bajas", concluyen los estudios.

Comentarios