Provinciales

El padre del joven asesinado por rugbiers en Villa Gesell pide justicia

La familia pide justicia por su único hijo que fue brutalmente golpeado a la salida de un boliche por un grupo de 11 jugadores de rugby de entre 18 y 21 años
domingo, 19 de enero de 2020 · 15:09

El padre de Fernando Báez Sosa, el joven de 19 años asesinado por un grupo de rugbiers en la puerta de un boliche de Villa Gesell, expresó su dolor por la muerte de su hijo y pidió Justicia esta mañana durante el velorio. Cómo era el estudiante, en que estado sigue la causa y qué dijo la Unión Argentina de Rugby.

Lamento del padre y el pedido de Justicia

"El fiscal nos dijo que a mi hijo lo mataron como a un animal y espero que la Justicia haga su parte. Fernando iba a estudiar abogacía, pero no le dieron la oportunidad", lamentó Silvio Báez en diálogo con los medios. "Estamos destrozados, era nuestro único hijo. Su sueño fue truncado por unos asesinos", expresó con profundo dolor.

"Era un muchacho muy preparado, cuando se proponía las cosas la cumplía. Hace ocho meses que estaba preparando sus vacaciones. Trabajaba con una señora que le daba laburo y entre su mamá y yo le completamos. Se merecía sus vacaciones", describió el hombre sobre su hijo que fue brutalmente golpeado a la salida de un boliche por un grupo de 11 jóvenes ayer por la madrugada y luego murió por los politraumatismos, como informó El Diario Sur.

¿Cómo era Fernando Sosa?

Báez Sosa era hijo único, había terminado el CBC en la UBA y estaba por comenzar la carrera de Derecho este año. Viajó el pasado jueves a la costa para alojarse en un hostel de Villa Gesell y pasar un fin de semana en la playa con un grupo de amigos, a quienes conocía desde el primer año del Colegio Marianista, en Caballito, según reveló Crónica.

Además, luego de la playa tenía planeado ir a Carapegua, en Paraguay, donde tiene familiares porque sus padres vinieron desde allí a Argentina. En la actualidad, son encargados en el mismo edificio en que residen, en Recoleta.

El joven de 19 años estaba de novio desde hace más de dos años con una chica que conoció en la secundaria, con quien también estudia abogacía. Ella fue la primera en llegar a la ciudad balnearia luego de la tragedia, ya que estaba de vacaciones con sus padres en Pinamar.

Cabe recordar que en la madrugada del sábado, Báez Sosa fue al boliche "Le Brique" con otros 15 amigos, algunos de ellos también sufrieron heridas y cortes en el rostro como consecuencia de la golpiza que les propinaron el grupo de rugbiers. La pelea comenzó dentro del local bailable y luego continuó en la vereda con la feroz golpiza sobre Fernando. Según revelaron en las últimas horas, los amigos de la víctima recibieron contención psicológica por la brutalidad con que lo asesinaron delante de sus ojos. 

Los 11 rugbiers detenidos y le medida de la Unión Argentina de Rugby

Por otra parte, sobre los 11 jóvenes detenidos por golpear a su hijo hasta matarlo, Silvio Báez señaló: "Me gustaría que estén en mi lugar, a ver qué sienten. Él no se merecía esto". Los acusados de "homicidio agravado" son todos jugadores de rugby del Club Náutico Arsenal Zárate y tienen entre 19 y 21 años de edad.

Finalmente, cabe mencionar que hace pocos minutos la Unión Argentina de Rugby difundió un comunicado en en su sitio oficial donde informó que se tomaran medidas al respecto y que iniciara un “programa de concientización” para poder trabajar la violencia que hay en el deporte. El suceso desató miles de reacciones negativas en las redes sociales y en los medios de comunicación por un nuevo episodio violento protagonizado por deportistas que practican ese deporte.

Comentarios