Provinciales |

Fernández, Kicillof y Larreta se reunieron para definir cómo seguirá el aislamiento social

El encuentro se centró en dos ejes: el control de casos en barrios populares y los controles en el transporte público. Anticiparon que el aislamiento se extendería por dos semanas más.

Este domingo termina una nueva etapa del aislamiento social obligatorio en todo el país y desde Nación ya anticiparon que la medida continuará a nivel general, con algunas modificaciones y excepciones dependiendo de la situación de cada ciudad. En pos de acordar un plan para la Ciudad y Provincia de Buenos Aires, los dos territorios con más casos hasta el momento, el presidente Alberto Fernández se reunió con el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta.

Durante el encuentro definieron la extensión de la cuarentena, nuevamente por dos semanas, y dialogaron sobre dos temas centrales para controlar la situación en el AMBA: la instrumentación de un sistema ordenado de transporte público y el control de contagios en barrios populares vulnerables.

Los responsables de la Provincia y Ciudad de Buenos Aires coincidieron tras la reunión que “no hay mucho margen” para flexibilizar el aislamiento en estos territorios ya que los contagios fueron incrementándose durante los últimos días. Ambas regiones concentran el 90% de los casos de todo el país, siendo que ayer se contabilizaron 178 nuevos contagios en el área bonaerense y 257 en la Ciudad.

Los funcionarios analizaron en Olivos la evolución de los casos de Covid-19 y la articulación de los diferentes estratos del Estado para abordar esta problemática. Los tres coincidieron en la necesidad de ajustar los controles de testeos en villas y barrios populares en el marco de las preocupaciones expresadas por Kicillof sobre los trabajadores del conurbano que debían asistir a sus trabajos en Capital. A la par, acordaron reforzarlos controles en las villas con los operativos Detectar.

En el caso puntual de la Provincia, Kicillof aseguró que no flexibilizará el aislamiento en esta nueva fase de la cuarentena hasta que nos e aplane la curva de contagios. En este sentido, trascendió que el Gobierno posee un plan para el AMBA con un esquema de turnos y un mayor ordenamiento del transporte público para ir normalizando la situación.

Coincidieron que continuarán con los controles para que solo puedan viajar aquellas personas que tienen permisos de circulación por tratarse de actividades esenciales y la decicisión de que las empresas o rubros a las que se les habilite en adelante la apertura de sus comercios o fábricas deberán cubrir el transporte de los empleados por su cuenta.

La reunión contó con la presencia del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la vice ministra de Salud, Carla Vizzotti y el ministro de Transporte, Mario Meoni. También estuvieron también los ministros de la Ciudad, Juan José Méndez, y de la provincia, Alejo Supply.

Dejá tu comentario