ALEJANDRO KORN - DENUNCIA

“Por facebook tuve amenazas y a mi casa llaman a cualquier hora a insultar”

Estas palabras corresponden a Marcos Aballay, quien había denunciado en octubre que dos oficiales de la 2º de Korn lo golpearon.
miércoles, 05 de noviembre de 2014 · 14:32

Su voz quiere ser escuchada y cuenta todo con detalles.

"Eran las 21 y en Raccone, antes de llegar a Mitre, una señora me avisa que están robado. Yo me iba a ver con mi viejo y lo llamo para pedirle que me vaya a buscar. Hablamos 10’ y me acompañó hasta la esquina de la iglesia. Desde la puerta de la iglesia se escuchaba a una mujer gritando con un cochecito de bebé y dos personas más a cada lado. Cuando veo que estaba tensa la situación corro a ayudarla y al verme, corrieron uno para cada lado. Le dije de ir a hacer la denuncia y no quiso”, comienza contando el inicio de aquella noche.

"Paso por la comisaría y en la puerta había un oficial fumando con el teléfono. Y le digo ¿vos sos sordo, tenés problemas de audición? Porque si tenés el pucho por la mitad hace rato que lo estás fumando. No entiendo como a 23 pasos no escuchás los gritos de una mujer que yo los escucho a una cuadra y media. Entro a la comisaría y la postal era la recepcionista tomando mate con el Oficial y fumando. Entré re caliente y les dije ¿qué están haciendo? Si se lo van a fumar afuera y miran para el lado derecho, se dan cuenta de lo que vi yo, y no solo eso, sino que lo evitan. Y me dicen adentro, y que sí, que no, adentro por la fuerza. Me metieron en una celda que no tenía techo, estaba sin ropa, los lentes me los sacaron, los tiraron al piso y los pisaron, los sellos y el libro también los rompieron. Estuve desde las 21.30 hasta las 4.30. En ningún momento me dijeron por qué estaba ahí ni me dejaron hablar por teléfono. Les dije necesito que me den la medicación y agua porque me dan ataques de pánico. Me la apoyaron en la reja y la tiraron al piso, que tenía pis y caca, mucha caca por todos lados, además de dármela 45’ después, cosa que pude ver porque en frente tenía un relojito”.

La historia continúa: "el Oficia principal y jefe de calle, Cristian Parma como no tenía mucha fuerza me ahorcaba, meintras que David Juárez me golpeó”.

-¿Cuál es la situación de esos dos oficiales hoy en día? Estuvieron suspendidos una semana y luego volvieron a sus cargos.

"El tema de mayor tensión fue tipo 4 am, cuando me hacen salir de "la pajarera” y me hacen firmar una contravención por gritarles en su destacamento. Lo firmé bajo presión y después me presentan un remito de las cosas que me entregaban, describiendo todo en perfectas condiciones. Entonces les dije si la contravención que vos me estás haciendo porque yo entré indignado para ponerte a vos a laburar, te la firmé en disconformidad y bajo presión, ¿te pensás que te voy a firmar tu remito conforme cuando me pisaron y rompieron todas las cosas? Del cogote y a la pajarera de nuevo hasta las 4.30am”, explica indignado.

A todo esto, y como en cualquier familia, los padres de Marcos, separados, comenzaron a preocuparse y a llamarse entre sí.

"Mi papá va a la comisaría y pregunta ¿no vieron a un muchacho así y así? y la recepcionista le pide el apellido y le niega mi presencia. Entonces yo que estaba escuchando todo le digo: estoy acá viejo, me molieron a golpes, debe ser esclerótica la señora. Le pidieron que se retire y mi viejo entró empujando y me ve por la rejita. Luego armaron otro remito y ahí sí firmé”, aclara.

"Al otro día fui a la Ayudantía de la Fiscalía de Alejandro Korn. Me pidieron el precario médico y les digo que no lo tengo. Me explican que si vos entrás por un AA, que es averiguación de antecedentes, siempre te tienen que mandar un médico. Me preguntaron cuánto tiempo estuve, que fueron siete horas y media y me explicó que no podía estar más de ocho horas detenido, y ahí me cerró el por qué me largaron”, relata cerrando la descripción de lo acontecido aquella noche. "En la fiscalía se portaron muy bien y urgentemente me mandaron al hospital. En el precario médico se lee al momento de examen clínico se presentaba escoliación central de cuello, muñeca derecha y región espalda dada por golpe, es lo que se puede leer con la increíble letra de médico”.

Agregando toda la historia un dato que parece por lo menos gracioso ante este panorama: "en la contravención que ellos me hicieron por infracción al art. Nº 74, que habla de la alteración al orden público, tengo que pagar una multa de 2 mil pesos o ir tres días preso”.

Luego de lo acontecido, Aballay decidió hacer firmar una nota por el mismo comisario, con el fin de "cuidarme a mí porque no sé si me pueden pegar un tiro o qué”, se sincera.

Al momento de la firma, relata cómo lo consiguió: "No lo quería firmar y me dijo ¿no considerás que estás inflando esto demasiado? y yo le digo, disculpá, a ustedes no los golpearon, ni a su hijo ni su hermano, entonces la consideración de si se está inflando demasiado lo voy a determinar yo. Le comenté que como el primer teléfono me lo rompieron, este celular que tengo está grabando y se está subiendo a la nube, asique si quieren rómpanlo. Y ahí recién me lo firmó”.

Sobre el final de la charla, reflexiona un tanto triste, un tanto penado: "¿Sabés qué es lo que me da pena? Yo estaba rezando, y en un momento, la mujer de la recepción dijo dejalo ahí que rece toda la noche, así aprende a no meterse en lo que no le importa.

-¿Sabías que en el Concejo Deliberante se trató tu tema? En realidad Mantegazza se opuso a que se trate y como su bloque es mayoritario (Frente para la victoria), no se pudo tratar y se consiguió una prórroga. Carlos Laguzzi, del partido socialista, fue quien lo presentó, pero él está sólo ahí, asique hizo lo que pudo. También le escribí al Intendente Daniel Di Sabatino para ver si podía hablar con él. Como no respondió la carta, también le escribí por face, y me aparece como leído, pero nunca respondió.

La intención fue comunicarse con el comisario de la dependencia en cuestión. Sin embargo, al anunciarnos como medio de comunicación, se nos dijo que no se encontraba y que avisaría de nuestra comunicación. Al cierre de la edición, no se remitió a nosotros.

Comentarios

Otras Noticias