SAN VICENTE

San Vicente espera el traspaso del Hospital Ramón Carrillo a la provincia

Mientras que los vecinos y concejales se quejan del mal estado de este centro médico, desde el ejecutivo local esperan la concreción del pase del hospital a manos del gobierno de la provincia, tal como se estableció en la causa de por contaminación de la Cuenca Matanza Riachuelo.
lunes, 16 de febrero de 2015 · 00:00

Hace ya aproximadamente cuatro años, el 2011, el juez federal de Quilmes que llevaba la causa por contaminación de la Cuenca Matanza Riachuelo, Luis Armella, solicitó a los gobiernos tanto municipales como provincial y nacional que lleguen a un acuerdo sobre "un plan de traspaso de competencia de gestión” de los hospitales municipales que se encuentren en zonas de la cuenca Matanza Riachuelo debido a la contaminación.

Entre estos hospitales se encuentra no sólo el Ramón Carrillo, de San Vicente, sino también el materno infantil Oscar Alende de Lomas de Zamora o el Hospital de Wilde, que a principios de año comenzó su traspaso a la gestión provincial. En caso de no cumplir con esta decisión del juez federal, la Justicia podría aplicar sanciones económicas a ambas partes, el municipio donde está instalada la institución y la jurisdicción que deba albergarlo: nación o provincia.

Con el objetivo de reforzar la atención en áreas de alta sensibilidad sanitaria como son las cercanas a la Cuenca Matanza Riachuelo, se determinó que, en el caso del Hospital Ramón Carrillo y el de Wilde, pasen a la esfera provincial.

Durante el pasado año no se avanzó en la delegación del hospital Municipal de San Vicente; no obstante, el ejecutivo local recibió un aporte económico desde el gobierno de la provincia de Buenos Aires para subsidiar la compra de medicamentos y elementos descartables para la institución sanitaria.

A pesar de los aportes mensuales que se hacen, algunos concejales están disconformes con el estado y aseguran que "no se vieron los cambios, al contrario, estamos peor”.

Este hospital consume cerca del 40 por ciento del presupuesto municipal y su traspaso le daría al ejecutivo un interesante monto de dinero para distribuir en otras áreas. No obstante, en este caso el gobierno bonaerense se debería hacer cargo del segundo nivel hospitalario, siendo que el Municipio deberá seguir trabajando en la atención primaria de la salud, e instalando dichos centros en la zona.

La provincialización del hospital podrá permitir que se brinde un servicio debido con equipamiento y materiales necesarios para la atención de la salud, así como también la adquisición de especialistas con los que ahora no cuentan, como es el caso de guardias de pediatras.

Entre los problemáticas que afectan la salud por las cuales se tomó esta decisión se encuentran "los trastornos neurológicos por la presencia de hidrocarburos, las enfermedades trasmitidas por vectores, el dengue, el saturnismo, la leptospirosis”, cuya atención "corresponderá pedirlas tanto a la autoridad de la Cuenca como los funcionarios de la salud de cada jurisdicción”, detalla el informe judicial elaborado en 2011.

Comentarios