San Vicente

El fútbol femenino cada vez más presente en San Vicente y Korn

Cada vez más mujeres se animan a jugar a la pelota. Aprovechan los encuentros para realizar una labor solidaria y fortalecer lazos entre los barrios.
viernes, 19 de agosto de 2016 · 09:38

"Demostramos que el futbol femenino está, que no es solo cosa de hombres”. Así habla Alba Herrera, una de las representantes del club CAG, de Alejandro Korn. Y como esa, muchas otras instituciones de los barrios de San Vicente y Korn tienen equipos de fútbol de mujeres. Desde hace más de cinco años compiten en un campeonato distrital: cada domingo, las chicas ponen a rodar la pelota.

El Rejunte, América Unida, Los Naranjos, La Victoria, Los Amigos, La Esperanza, La Pradera, San José, Santa Ana, Villa Amelia, Pago Milagro, 29 de Julio, Villa Coll, Domselaar, y la lista sigue. Todos esos son equipos que participan del torneo local, nucleado en la Liga Nacional de Barrios. En cada partido, además de competir por los puntos, las chicas protagonizan una tarea solidaria: juntan donaciones de ropas y alimentos no perecederos, que luego reparten entre los sectores más necesitados. Hasta han organizado bingos para ayudar a las instituciones.

Los partidos pueden ser de 11, de 7 o de 5 jugadoras, dependiendo de las circunstancias, como el clima o la cancha en la que se juegue. El campeonato se desarrolla en tres sedes: Los Naranjos, Sargento Cabral y el Punto Cultural. Participan 12 instituciones, y hay diversas categorías: las menores de 10 años, las menores de 15, las menores de 18 y las mayores.

La jornada deportiva puede durar desde las 10 hasta las 17, pero siempre la reunión continúa, entre mates, charlas y risas compartidas. Muchas de las jugadoras son madres, y llevan a sus hijos a los partidos. Eso contribuye al clima familiar, y a que los barrios logren tener una mayor inclusión entre sí, y refuercen los lazos de colaboración.

Las chicas juegan bien, conocen las nociones del fútbol. Pero además saben lo que es poner garra. Goyo, uno de los árbitros de la liga, comenta que "usan la rudeza cuando el juego lo precisa, pero siempre con precaución, sin la intención de lastimar al rival”. Los partidos tienen dos tiempos de 20 minutos. Y nunca se da por perdida ninguna pelota.

En diálogo con El Diario San Vicente, las jugadoras se muestran contentas. Dicen que es difícil encarar un deporte que se suele calificar como "de machos”. Pero ellas logran que todos los fines de semana las cosas sean distintas, e inclusive suman el apoyo de maridos, novios y hermanos, que se acercan a alentarlas.

Como dice Alba, "las chicas tienen mucho para aportar al deporte”. Ella cuenta con orgullo que La Victoria representó al distrito contra selecciones de Avellaneda, y que algunas chicas del torneo juegan en instituciones grandes como Racing, Independiente y Camioneros. "Hay muchos valores aquí. El fútbol femenino tiene que tener cada vez más protagonismo. Cuando nos toca salir, representamos al distrito. Y hay nenas y mamás que hacen un gran esfuerzo todos los días para que esto se lleve a cabo”, asegura Alba.

El Ángel de Korn, las mamás del Verdiblanco que piden pista

Superar la tristeza de una vida que se perdió demasiado pronto. Ese fue el motivo por el que nació el equipo de fútbol femenino "El Ángel de Alejandro Korn”. Después, ese grupo de amigas, cuyos hijos jugaban en el Club Social, quiso ponerse la camiseta verdiblanca y representar a la tradicional institución en los torneos municipales, además del campeonato barrial.

"Una de nosotras tuvo un bebé prematuro que falleció de muerte súbita. Y una de las formas de distracción y de superación para esa mamá fue el fútbol. Entonces nosotras, como compañeras, decidimos apoyarla y jugar a la pelota, que nos encanta”, le cuenta a El Diario San Vicente Abigaíl Palacios.

El equipo está conformado por Liliana Berdala, Viviana Virgilio, Roxana Corvino Miriam Martínez, Mariel Segovia, Elba Rodríguez, Gisela Ciurca y Abigaíl. Todas ellas tienen entre 24 y 45 años, y juegan en cancha de 7. Este año, por falta de tiempo, no pueden entrenar entre semana, pero están firmes en los partidos de cada sábado y domingo.

"El año pasado salimos campeonas. Yo estaba embarazada y lo vi desde afuera. Pero ahora que ya tuve a la nena me estoy dando el gusto de jugar”, dice Abigaíl, que practica el fútbol desde chica, pero que recién hace cinco años compite en torneos. "Al principio todos te mandan a lavar los platos, pero a nosotras nos gusta el fútbol y no nos importa, demostramos en la cancha lo que sabemos hacer. Cuesta mucho hacerse del tiempo y conseguir mamás que puedan jugar, pero es un cable a tierra tomarse ese momento para escarpar de la rutina”, agrega.

Abigaíl asegura que cada vez más mujeres se animan a superar prejuicios y se calzan los botines. "Todo el tiempo se suma gente, inclusive cincuentonas, y algunas la rompen. Sin tener un entrenamiento constante, todos los equipos se para bien en la cancha”, afirma la jugadora. Y añade: "A veces los partidos se ponen picantes: se traba, se pone fuerte el cuerpo. Pero no es violento, se mantienen los códigos, nunca pasa más que un empujón. La idea de la liga es mantener el trato amistoso”.

Florencia Herrera – Jugadora del club CAG de Korn

"Yo juego al fútbol desde muy chiquita. De toda la vida me divierto con amigas. Estoy en un club grande, como Independiente. Pero siempre juego en Korn, en el barrio. A mí el fútbol me encanta, y siempre vengo a las jornadas para demostrar que nosotras también podemos jugarlo”.

Comentarios