San Vicente

Robo violento en Domselaar: golpearon y ataron a un discapacitado y mataron mascotas

Ocurrió el viernes, en una casa en el campo. Los delincuentes actuaron con crueldad y se olvidaron parte del botín.
lunes, 24 de junio de 2019 · 16:05

Una familia de Domselaar sufrió un robo con altos niveles de violencia el fin de semana último: fueron atados y golpeados por delincuentes, que también mataron a un perro y dos gatos. La secuencia de terror duró dos horas y lo insólito es que los dos ladrones salieron corriendo y se olvidaron en la propiedad una mochila en la que tenían celulares que les habían sacado a los vecinos.

El hecho de inseguridad ocurrió el viernes último entre las 19 y las 21 horas, en un capo ubicado sobre la calle Origone, a algunas cuadras del centro de Domselaar. Nélida Soter, de 52 años, volvía junto a su marido y su hijo hipoacúsico de trabajar en su comercio del pueblo. Cuando ingresaron a su casa en el campo, que queda a unos 30 metros de la calle, fueron sorprendidos por dos delincuentes encapuchados y armados.

Primero, les obligaron a darles sus celulares y luego a que les abrieran la puerta de la vivienda. Todo se dio en medio de ataques muy violentos. “Estaban muy nerviosos y se la agarraron con mi hijo. Yo les expliqué que es hipoacúsico pero lo ataron y le pegaron igual”, contó la mujer, que sufrió un culatazo, ante El Diario Sur.

Después de una larga serie de golpes y maltratos, los dos ladrones escaparon cuando vieron que se acercaba una camioneta por la calle que pasa frente al campo. En la corrida, olvidaron una mochila en la que habían guardado los celulares de las víctimas.

 A lo largo de todo el hecho, los delincuentes le reclamaban a la familia el dinero de una venta de terrenos que hizo en los últimos tiempos, pero que no tenían en la casa. “Se ve que tenían el dato. Uno de ellos se parece a una persona que vino por acá a preguntar por los terrenos. Seguramente nos conocen”, dijo Nélida, que vive desde hace 34 años en Domselaar.

Otro de los hechos lamentables fue que los delincuentes, que aparentaban tener entre 30 y 40 años, envenenaron al perro y los dos gatos de la casa. El cuerpo del perro todavía está en la comisaría de Domselaar, donde la familia hizo la denuncia, a la espera de que le practiquen una autopsia.

“No es la primera vez que nos roban. Estas cosas están pasando cada vez más seguido. Le tenemos que reclamar a las autoridades para que haya más seguridad”, apuntó la comerciante.

Comentarios

Otras Noticias