San Vicente

Porteño recibió a un equipo inglés en San Vicente y fue una fiesta

Jugaron dos amistosos y después celebraron en el tercer tiempo. Una experiencia enriquecedora.
martes, 30 de julio de 2019 · 19:16

El club Porteño de San Vicente fue esta tarde el anfitrión de un encuentro especial: dos equipos juveniles de la “Aylesbury School” de Londres participaron de un amistoso frente a sus pares locales. La jornada se coronó con un multitudinario tercer tiempo con los planteles, los padres de los jugadores ingleses y las familias sanvicentinas.

“Para nuestros chicos esta es una experiencia enriquecedora y como club lo tomamos como un orgullo”, señaló ante El Diario Sur el presidente de Porteño, Fernando “Friki” López.

El nexo fundamental para que en su gira por Sudamérica y la Argentina el colegio inglés eligiera visitar San Vicente fue el técnico de la Primera del equipo local, Mario Di Costa. “Valoramos mucho esta oportunidad por la difusión que nos da para seguir captando jugadores y también para que los chicos crezcan”, aseguró el entrenador.

El primer partido de la tarde fue de la categoría de menores de 16. Allí Porteño sufrió una caída 27 – 0. El segundo match fue en M18, en el que los representantes de San Vicente perdieron 40 – 7.

En los dos encuentros se observó una diferencia de jerarquías a favor de los ingleses –que tienen una larga tradición con el rugby en su país- pero el club local hizo un papel destacado y pudo hacer frente con holgura al desafío. También hubo una gran cantidad de público mirando.

“Es la primera vez que se hace un partido internacional acá en el club. Es algo único para todos”, sostuvo Damián Rizzi, director técnico de la M18 de Porteño. “El partido fue muy duro. Ellos por naturaleza son más grandes que nosotros, tienen otra contextura. Además, se nota que llevan el rugby en la sangre desde muy chicos. Lo veíamos en cada movimiento, desde cómo se paran a cómo dan el primer golpe”, completó el coach.

Desde adentro de la cancha, Franco Scotte hizo hincapié en “el físico y la disciplina” de los rivales. “Tienen un rugby más veloz y dinámico, y además son muy fuertes. Siempre los teníamos encima. Pero el partido tampoco fue imposible: pudimos defender bien. Además, ellos muy correctos para jugar”, señaló.

El Diario Sur también dialogó con el entrenador de Aylesbury, Gary Ramsbottom. “Con la escuela hicimos muchas giras y esta es la primera vez que venimos a Sudamérica y Argentina. Nos encontramos con un rugby muy competitivo, equipos muy duros. Pero lo mejor de todo es lo amigable que es la gente y la hospitalidad de las familias argentinas”, resaltó en inglés el director técnico. Y agregó: “No puedo dejar de mencionar la increíble comida y lo rico que es el vino Malbec”.

El capitán del equipo de menores de 18, Ben Mullholland, también calificó como “acogedor” al club sanvicentino. “Fue un partido competitivo. Ellos juegan de un modo muy físico. Hay muchos chicos grandes y con mucha fuerza, seguramente es por toda la carne que comen”, dijo entre risas.

Para el tercer tiempo, el quincho de Porteño se llenó con los jugadores y las familias de ambos clubes. Hubo un menú especial y no faltaron las bebidas espirituosas. También hubo desafíos de pulseadas entre argentinos e ingleses.

 

 

Comentarios

Otras Noticias