San Vicente

Polémica por una embarazada que denuncia al Municipio de San Vicente

La psicóloga dice que la despidieron del área de Políticas de Género por estar embarazada. Desde el Ejecutivo la desmienten.
jueves, 05 de septiembre de 2019 · 12:52

Una psicóloga de 27 años contratada por el Municipio de San Vicente denunció a través de las redes sociales que una funcionaria decidió no darle continuidad en sus tareas por estar embarazada. Desde la Municipalidad, en tanto, desmienten la situación y aseguran que el contrato de la mujer todavía está vigente. La polémica se da en el área de Derechos Humanos y Políticas de Género, encargada de brindar asistencia a mujeres víctimas de violencia.

La denunciante se llama Noelia Giménez y es vecina de La Plata. El 1° de abril último empezó un contrato de 40 horas semanales de trabajo por tres meses en el programa de erradicación de la violencia de género. Una vez que se cumplió, el Municipio decidió renovárselo por tres meses más, es decir que estaría vigente hasta fin de septiembre. El pago es de 16 mil pesos mensuales.

Según el relato de Giménez, por estar cursando un embarazo de riesgo tuvo dos ausencias obligadas para hacerse controles médicos, pero el conflicto se desató cuando la directora del área, Liliana Santoro, solicitó a los profesionales que participaran con un stand en la Fiesta Regional del Pollo, de Domselaar.

“Dada mi condición y la complicación para el traslado, ya que debía tomarme un tren y un colectivo, acordamos con mis compañeros en que ellos cubrirían las jornadas de ese fin de semana”, explicó la profesional. Pero ante esa decisión, según Giménez, Santoro le hizo un reclamo por no ir al evento del mismo modo que otros de sus compañeros y por “hacerse muchos controles médicos”. “Hay muchas contradicciones”, le habría manifestado.

“Después me llamó para hablar en una oficina en donde me manifiesta que ellos necesitaban profesionales que pudieran realizar cargas horarias más extensas (siempre por el mismo salario), y que yo no estaba pudiendo cumplir con esto, por lo que no me iban a renovar el contrato en octubre. Mi pregunta ante esto fue: ‘¿Me estas echando porque estoy embarazada?’, a lo que esta señora me responde que ‘cada uno cuida su embarazo como puede’ y ‘sos monotributista”, denunció la psicóloga, que también aseguró que iniciará acciones legales contra el municipio.

“Todo el tiempo te aprietan con eso de que estás contratada y que ellos pueden no renovarte. Muchos de los compañeros no pueden elegir y tienen que ceder ante esas presiones”, manifestó Giménez en diálogo con El Diario Sur.

La respuesta por parte del municipio fue una desmentida tajante. “Es todo mentira lo que dice esta chica”, manifestó la subsecretaria de Desarrollo Social, que tiene a su cargo el área de Políticas de Género, Natalia Piñeiro.

“Ella trabajaba menos horas de las que correspondían. Nosotros podemos tener contemplaciones porque sabemos que lo que se paga es poco. Pero cuando Liliana le pidió que empezara a venir más horas, ella se negó y le dijo que la iba a escrachar. Y no vino más a trabajar”, relató Piñeiro. Y agregó: “Ella hizo abandono de su trabajo, porque todavía tiene contrato. Ahora falta una psicóloga para atender a las víctimas. ¿Después de esto le tengo que renovar el contrato?”

“Nunca se le hizo un reclamo por hacerse estudios. De hecho tenemos otras embarazadas en el Programa y no hay problemas con ninguna”, dijo.

 

Comentarios