San Vicente | ruta 58 | San Vicente | Canning

Licitaron la doble mano de la ruta 58 entre San Vicente y Canning

Vialidad licitó la construcción de la doble mano en la ruta 58 desde la rotonda con la ruta 52 hasta la entrada a San Vicente. Presupuesto de 1.300 millones.

La Dirección de Vialidad de la Provincia de Buenos Aires licitó la obra para que la ruta 58 tenga doble mano entre la rotonda del cruce con la ruta 52, en Canning, y el acceso a San Vicente por El Pampero (avenida Rivadavia).

El proyecto oficial es “duplicar la calzada” y repavimentar toda la ruta 58 en el tramo, que es de 10 kilómetros y pasa por los distritos de Ezeiza, Esteban Echeverría, Presidente Perón y San Vicente. El presupuesto para los trabajos es superior a los 1.360 millones de pesos, por lo que se trata de una mega obra.

Según explicaron desde Vialidad, “se optimizarán intersecciones y se desarrollará la pavimentación de colectoras, como así también trabajos de semaforización, obras hidráulicas, construcción de puentes y refugios peatonales, señalización horizontal y vertical e iluminación, entre otras”.

La apertura de sobres para la licitación se llevó adelante ayer en la sede de Vialidad, con la presencia de funcionarios de los municipios involucrados y de las empresas oferentes. La obra todavía no fue adjudicada, por lo que le queda recorrer un largo proceso administrativo hasta que comience, y su concreción también demorará largos meses.

ruta 58 a.JPG
El proyecto prevé que la ruta 58 quede con doble mano entre Canning y la entrada a San Vicente.

El proyecto prevé que la ruta 58 quede con doble mano entre Canning y la entrada a San Vicente.

El primer tramo de doble mano en la ruta 58 fue terminado para 2019, luego de años de demoras que incluso tuvieron periodos con la obra abandonada. Esas mejoras se realizaron en los cuatro kilómetros que van desde la rotonda de la Mujer hasta la intersección con la ruta 52, dentro de los límites de Canning. Los nuevos trabajos se iniciarán allí y seguirán hasta la entrada de San Vicente.

Como viene contando El Diario Sur, el sector de la ruta 58 que quedó sin doble mano, donde se proyecta ahora la obra, es altamente peligroso para los automovilistas y se producen accidentes con frecuencia. Hay baches, no está iluminada y tiene también problemas de señalización. Además, hay un punto de riesgo en el cruce con el Camino de Las Latas.

Hay otras obras viales en marcha en la misma zona. En primer lugar, continúan los trabajos de construcción de la continuación del Camino del Buen Ayre (Autopista Presidente Perón) que cruzan la ruta 58 y conectará a los distritos del segundo y tercer cordón del conurbano. Y este martes empezaron la repavimentación del acceso a San Vicente por El Pampero, otro camino seriamente dañado y peligroso. En tanto, el año pasado se terminó el reasfaltado del Camino de las Latas.

Dejá tu comentario