Cordera en San Vicente

Gustavo Cordera: “Te vamos a volar la peluca”

A tan sólo cinco días de su show en San Vicente con La Caravana Mágica, el ex líder y cantante de Bersuit Vergarabat, Gustavo Cordera, aseguró que la presentación va a ser “emotiva y pasional” y que estarán presentes algunos clásicos de su antigua banda.
domingo, 10 de mayo de 2015 · 16:04

En la previa de su show del próximo viernes en el Club Deportivo San Vicente, Gustavo Cordera, el ex líder de la emblemática banda Bersuit Vergarabat, concedió una entrevista exclusiva a El Diario San Vicente en la que habló de todo.

Su nueva banda, su reconstrucción después de Bersuit y su reencuentro con la gente fueron algunos de los temas que tocó Cordera, quien también aprovechó para arengar su fecha en San Vicente: "Va ser un show emotivo, pasional, lleno de recuerdos y de presente también”. "Te vamos a volar la peluca, boludo”, prometió el ex Bersuit desde su casa en la localidad uruguaya de La Paloma.

Gustavo Cordera se presentará el próximo viernes 15 de mayo a las 22 en la sede social del Club Deportivo San Vicente. El Pelado –que en 2009 dejó atrás Bersuit Vergarabat, el histórico grupo que le valió el reconocimiento popular- tocará junto a su banda actual, La Caravana Mágica, que lo acompaña desde 2010. Para tranquilidad de los fans de la vieja época, Cordera aseguró que en el show de San Vicente estarán presentes, además de las canciones nuevas de La Caravana Mágica, algunos de los clásicos de Bersuit.

-¿Qué es la Caravana Mágica, Gustavo?

-Voy a tratar de ser sugerente. La caravana mágica es un combo artístico mutante, en constante transformación, que experimenta y se vivencia a través de la música y del arte. Movemos emociones, nos divertimos, experimentamos el encuentro a través de la música, nos transformamos. De alguna manera, somos unos de los tantos cronistas que hay de los tiempos que estamos viviendo.

-¿Qué visión tenés vos de estos tiempos que estamos viviendo?

-Yo creo que estamos en un momento hermoso de la humanidad; un momento donde se está incrementando el nivel de conciencia de los seres humanos, a la vez que también hay muchísimas resistencias, muchísimo de lo viejo. Y también hay una necesidad muy grande de aprender a alimentarnos, a pensar, a vernos, a vivir en comunión con la naturaleza, a experimentar el valor de lo espiritual, reconocer nuestra oscuridad como algo beneficioso para nuestra condición persona y no algo para condenar.

-¿Cómo es eso de la parte oscura que puede ser algo beneficioso?

-Los celos, la envidia, las pasiones, el resentimiento, la venganza son motores para vivir la experiencia humana. Y, de alguna manera, creo que hoy aparecen en el arte como algo revelador e importante para nuestra propia experiencia, para vivenciarnos, como parte de un todo. Creo que todo eso está representado de algún modo en la música de la caravana.

-¿Cómo definirías la etapa en la que estás?

-Esta es una etapa de renacer. Porque para mí fue necesario en todo este tiempo ir muriendo al pasado y naciendo al presente, en un estado de permanente transformación, como la vida misma. Yo creo que en el arte nosotros podemos teatralizar esta experiencia hermosa de morir y nacer varias veces. Y creo que en este período tuve que morir a muchas cosas que antes formaban parte de mi vida y darles nacimiento a otras. Y justamente este disco en vivo (que va a presentar en San Vicente) es una reafirmación de este nacimiento. Este nacer en la gente que antes consideraba que la salida de Bersuit era mi certificado de defunción.

-¿Y tenés en claro hacia dónde vas? ¿O es una búsqueda más que una certeza?

-Siempre son las dos cosas a la vez. En las búsquedas encuentro certezas y cada certeza me da la posibilidad de iniciar nuevas búsquedas. Son las dos cosas al mismo tiempo: es certeza y duda, es búsqueda y encuentro. Aunque parezca un juego de palabras no lo es: te puedo dar muchísimos ejemplos de reencuentros y también de desencuentros.

-A ver…

-Cuando Bersuit se disuelve, la gente de alguna manera me dio un espaldarazo y me condenó por eso. Y eso fue un gran desencuentro, que duró hasta hace un poco más de un año, que fue cuando la gente se reencontró conmigo una vez más. Eso pasó porque yo pude aceptar mi pasado e incorporarlo e integrarlo a mi vida. Hoy después de un año volví a hacer esas canciones que la gente quería tanto, que eran canciones que salían de mi corazón. Y eso abrió las puertas para que la gente se meta de lleno en el proyecto caravana. Eso es un ejemplo de encuentro-desencuentro. Y así estoy lleno de esos acontecimientos en estos años: de muerte y resurrección, luz y oscuridad, canciones guarras y festivas al lado de otras que son más espirituales, canciones pasionales al lado de canciones más sensibles. Y así van conviviendo todas las cosas, formando parte de algo más grande.

-Bersuit fue una banda contestataria y transgresora. Cuando la abandonaste recibiste la condena de los fans y del rock nacional en general y vos, para peor, empezaste a coquetear con la cumbia. ¿cómo se hace para seguir siendo un rebelde después de todo eso?

-De alguna manera la gente me puso en ese lugar por las cosas que yo expresaba. Cuando consideré que eso ya no era real y no transformaba absolutamente nada, decidí optar por otros caminos. Y hoy considero mucho más rebelde una toma de conciencia, un abrazo, el amor… que una bomba. Con eso creo que te digo todo. Para mí la rebeldía pasa justamente por rebelarse, por decir libremente lo que sentís y lo que expresás. Es un cliché el rebelde, un arquetipo: el arquetipo del rebelde. ¿Y qué hace? Y el rebelde se droga, sale a la calle a robar, está disconforme con la sociedad, se enoja con los gobiernos… Ese es un arquetipo de rebelde. Hoy por hoy, eso no tiene ninguna rebeldía. Al contrario, de esa manera creo que formás parte del sistema y sos funcional al sistema. El sistema puede con las personas así. Lo que no puede es con la gente libre, con la gente feliz, con la gente que lleva amor en el corazón, con la gente que piensa.

-¿Qué paso en el año `88 para que un estudiante de comunicación social que trabajaba en una agencia de autos, con una vida bastante ordenada, decida convertirse en un cantante de rock?

-La rebeldía. Había algo en mi corazón que estaba lleno de bronca, de odio, de resentimiento y necesitaba de alguna manera expresar todo eso a través de la música, a través del rock. Y el rock es justamente la posibilidad de expresar los resentimientos, la bronca, la disconformidad, la rebeldía. Y bueno, ese fue el camino.

-¿Y qué cambió y qué se mantiene de ese pibe que en el `88, movido por la rebeldía, funda una banda de rock?

-Todos estos años, de alguna manera cada día que pasaba iba incrementando mi mirada, la hacía más profunda, más sincera, menos careta. Porque cuando empecé yo no sabía nada de mí. Y lo que estaba expresando muy poco tenía que ver con mi ser real. Con el paso del tiempo mi ser real fue viéndose, incrementando su fuerza, su visión. Hoy por hoy me doy cuenta de que soy más yo que antes. Soy más sincero, más real, más honesto conmigo mismo. De manera tal que soy capaz de bajarme de un lugar lleno de éxito, lleno de gente, lleno de dinero, para emprender un viaje mucho más solitario, más peligroso.

-¿Cómo llegó a modificarte la fama y el éxito, si es que llegó a modificarte?

-Sí, claro que llegó a modificarme. Aquel que dice que sigue siendo el mismo después de la fama, yo me le cago de la risa, solamente es una ilusión creer que sos el mismo después de tener fama. El ego se regocija con la fama, te hacés impune, te quedás solo también. Porque los que te criticaban ya no te critican, ¿cómo te van a criticar si ahora te sale todo bien? O sea, estás en la soledad total. Y a la vez esa soledad te hace casi un idiota ante los ojos de los demás. Estás muy vulnerable, sos muy tonto; la gente se pregunta qué le pasa a este. Lo que pasa es que no hay un curso para personas que tienen fama y éxito. Hay iglesias que acompañan a los tipos que sufren, planes de asistencia para los tipos que no tienen trabajo, seguros de desempleo, amigos que te abrazan cuando estas mal, mucha convocatoria a los velorios… Pero el tipo famoso, está solo. No hay nadie que acompañe esa enfermedad. Y es una enfermedad que se cobra vidas. Sino preguntale a Cerati, a Luca Prodan, a Rodrigo y a tantos otros que aún estando vivos están hechos mierda. Sí, el éxito y la fama cuando asestan su aguijón mortal, cuando toda la gente está queriendo ser ese que está ahí, vos no sabés cómo mierda zafar, y a la vez no podés dejarlo porque estás envenenado de fama y de éxito. Yo experimenté todo eso y sé de qué se trata. Y me pareció una experiencia maravillosa acerca de mí, acerca de quién puedo llegar a ser con poder. Me vi y eso es riquísimo. Pero también sé lo que es fracasar y tocar para una persona después de un estadio.

-¿Cómo que tocaste para una persona?

-En Barcelona, la Caravana Mágica tocó para una sola persona. Fue maravilloso eso. Cuando salimos y vimos que había un solo tipo mis compañeros decían: `¿Qué hacemos?´, y yo dije: `Vamos a tocar porque no la vamos a tener nunca más esa experiencia´. Y fue hermoso. Cuando salí le dije a ese chabón que el concierto en su totalidad era dedicado a él. Y eso fue genial porque me pude ver en el lugar del fracaso después del éxito. Y encima fracasando con mucho éxito. La vida en tantos extremos, eso es rock, loco. Eso es el rock. Aguantársela de verdad, no vengan con boludeces: (imposta la voz) `No yo estoy rockeando porque estoy tirado en el piso hecho mierda, todo drogado, mirá lo mal que estoy. Si te la aguantás, bancate lúcido tocar para una persona después de llenar un estadio. Eso es rock. Ahí quiero saber si te la aguantás.

 

Cordera sobre el show en San Vicente

-¿Con qué show nos vamos a encontrar el 15 de mayo en San Vicente?

-Un show emotivo, pasional, lleno de recuerdos y de presente también. Con una banda de rock joven, vital; con un cantante que tiene mucha experiencia y que todavía tiene muchas cosas para contar.

-O sea que vamos a ver un buen show

-No te quepa la menor duda. Te vamos a volar la peluca, boludo. La banda es increíble, va a ser un momento único. Se están vendiendo muchas entradas ahí en San Vicente, mucho más de lo que me imaginaba, y va a ser un show a pleno, lleno total.

-Hay mucha expectativa acá en San Vicente…

-Qué lindo, loco. Eso a mí me gratifica, me dan ganas de poner todo.

 

 

 

Comentarios