Espectáculos

Lizy Tagliani: el poder del humor

La mediática peluquera y humorista trans se presentará con su unipersonal el lunes 17 en el Club Deportivo San Vicente. Dialogamos con ella sobre su historia, su vocación y su invencible capacidad para reírse de sí misma.
domingo, 16 de agosto de 2015 · 17:02

La humorista transexual Lizy Tagliani, que saltó a la fama tras ser convocada por Marcelo Tinelli a participar de Bailando por un Sueño, se presentará con su espectáculo unipersonal el próximo lunes 17 de agosto en el Club Deportivo San Vicente y, en la previa del show, dialogó con El Diario San Vicente sobre su vida, su carrera y su relación con el humor.

-¿Qué es este unipersonal que vas a hacer en San Vicente?

-Es un show con muchísimo humor y mucha autorreferencia. Prácticamente toda mi vida me la pasé viviendo como en una sitcom. La risa para mí siempre fue muy importante, hasta en los momentos más difíciles. Y además la gente se identifica mucho con el espectáculo porque cuento historias que tienen que ver con el barrio, con las cosas que hemos vivido. Porque más allá del camino que uno tome de adulto –se puede ser ingeniero, médico o delincuente- el eje conductor de nuestras vidas siempre está en la familia y la infancia.

Lizy, que empezó a travestirse siendo muy joven y hoy tiene 44 años, se dedica principalmente a la peluquería. Su ocupación le valió el reconocimiento de algunos famosos, como Viviana Canosa, y eso la llevó a desplegar sus primeros monólogos en el circuito under. Con su popularidad en ascenso entre la gente "del medio”, el conductor Santiago Del Moro la invitó a participar de su ciclo radial, y desde allí, con su simpatía y su humor a prueba de balas, Lizy se proyectó por toda la escena mediática nacional, cautivando el cariño del público, que ve en ella a una travesti desprejuiciada y amigable, que está dispuesta a reírse de todo –y muy especialmente de sí misma.

-¿Qué es el humor para vos, Lizy?

El humor es la capacidad de alejar el prejuicio y poder transformarlo en risa.

-¿Y qué significó el humor a lo largo de tu vida?

-El humor siempre fue muy importante porque me ayudó a sobrellevar situaciones de riesgo. Eso no significa reírse de las desgracias sino que es una manera posesiva y simpática de afrontar la realidad de todos los días.

-¿Cómo fue llevar adelante tu condición sexual en tu adolescencia en Adrogué?

-Mirá, la verdad es que sufrí más por fea que por "trava”. No tuve episodios muy violentos o de mucha discriminación por mi condición. Pero es porque siempre fui muy segura de mí misma. Es cierto, tuve que negociar algunas cosas: siempre supe hasta dónde podía llegar dentro de lo que yo quería ser. Entonces nunca fui demasiado rebelde dentro de la rebeldía. No se me ocurría ir toda travestida a un recital de Los Redonditos de Ricota, a pesar de que me encantaban. Sabía cómo vivir para poder ser lo más feliz posible en ese momento.

-¿Cómo te llegó la consagración mediática?

-Eso llegó de casualidad. Empecé haciendo shows en boliches y siempre me destaqué por mi habilidad para reírme de mí misma y hacer bromas. Después tuve un unipersonal gracias a unas clientas amigas de la peluquería, y ahí me vino a ver mucha gente "del medio”, porque yo era peluquera de varios famosos. Así me fui haciendo conocida hasta que empecé a hacer radio con Santiago (Del Moro) y después Marcelo (Tinelli) me convocó al Bailando. Ahí se produjo el despegue.

-Contame de la peluquería, Lizy. ¿Qué significa ese oficio para vos?

-La peluquería es todo para mí. Porque yo soy la Lizy que soy gracias a todas las mujeres que pasaron por mi peluquería. Soy un poquito de todas ellas, todas me dejaron algo y yo soy muy feliz en ese lugar. Ahí logré sacarme el rótulo de la chica trans que tiene que ejercer la prostitución. La peluquería me ha insertado en la sociedad y me ha permitido vivir como una persona común y corriente que tiene que salir a laburar y a veces llega a fin de mes y a veces no. Además me ha formado para ser la mujer trans que soy.

Manuel Nieto


 

Comentarios

Otras Noticias