San Vicente

Paparulis puso a bailar a los más chicos

La banda de música infantil de San Vicente participó del evento ¡Bailemos!, en el Paseo del Bicentenario, y desplegó su disparatado repertorio, que entretuvo a toda la familia.
martes, 12 de enero de 2016 · 09:20

Un jaguar que rechaza los vegetales y protesta porque quiere comer carne, un perro ciruela, fiel y compañero, y una rana que come chupetín y usa sobrero verde. Esos son algunos de los personajes que la banda de música infantil Paparulis presentó el último sábado en el Paseo del Bicentenario, en el marco del festival "¡Bailemos!”, organizado por la Secretaría de Cultura, Deportes y Comunicación del Municipio.

Con su ridícula pero alegre vestimenta, que incluye medias de fútbol, pelucas, gorros y anteojos, el trío sanvicentino avocado al público infantil divirtió por más de media hora al puñado de chicos presentes en el Anfiteatro Francisco "Pancho” Gandola, de la vieja estación de trenes local. Hubo coreografías, juegos y música para todos los gustos.

Paparulis está integrado por Ruben Wells, que personifica a "Timi” (guitarra, voces y composición), Gastón De Laforé, que interpreta a "Tonchi” (bajo y voces), y Sebastián Scrivano, que encarna a "Rickytam” (percusión).

En diálogo con El Diario San Vicente, De Laforé definió a Paparulis como "un intento por mezclar personajes, historias y promover algunos estilos musicales que nos gustan, como el candombe, el rock, el ska y el folklore argentino”. "Es una idea alocada de lo que nosotros siempre quisimos hacer como chicos. Es difícil de explicar: somos nosotros y nuestra gente que nos sigue y con la que estamos en permanente en contacto”, expresó el músico.

La formación lleva ya cuatro años de existencia y cuenta con un demo homónimo, con ocho canciones típicas de Paparulis. "Somos una banda joven, independiente, y estamos muy contentos con el trabajo que estamos haciendo”, comentó De Laforé, quien, como el resto de los integrantes de Paparulis, ronda los 35 años de edad.

La mayor parte del repertorio de la banda, que suele tocar "a la gorra” en espacios públicos, está compuesto por canciones propias, aunque también interpretan algunas presentes en el imaginario popular. "Nos gustan mucho los temas que hacemos, y por eso los laburamos siempre. Son cosas disparatas que intentan reflejar lo que se nos ocurre. Y tenemos mucha libertad para cantar cualquier cosa”, contó De Laforé.

Acerca del trabajo que representa hacer música para niños, el bajista se explayó: "Es muy divertido porque aflora en nosotros todo eso que de chicos nos hubiese gustado; es como reflotar aquello que quedó guardado. Y a la vez es un desafío muy grande, porque el público infantil es muy sincero: un chico al que no le gustó algo, se va. Es un reto estar delante de chicos y ofrecerles las canciones que los representan a ellos y que son el reflejo del niño que todavía llevamos nosotros”.

 Otros espectáculos 

Además del show de Paparulis, en el evento, que se realizó por la tarde del sábado, hubo un taller de percusión, a cargo de Sebastián Scrivano, y también una clase abierta de bachata encabezada por Hernán Pelusso. La coordinación vino desde el Instituto Popular Buscaglia (la llamada Casa de la Cultura), donde se dictan los talleres correspondientes a esas actividades.

 

Comentarios