Básquet

El Depo pisó fuerte ante Llavallol

Los sanvicentinos ganaron 79 a 70 como locales y quedaron clasificados al “Super 6” de la liga. Acumulan seis victorias consecutivas.
lunes, 05 de octubre de 2015 · 18:40

La Primera del básquet del Club Deportivo San Vicente le ganó como local el último viernes a Juventud Unida de Llavallol por 79 a 70. En un partido en el que los sanvicentinos lograron sacar una gran ventaja durante el primer tiempo, después los visitantes lograron acercarse, pero finalmente el Depo definió con autoridad.

Por la décima fecha de la Liga de Esteban Echeverría, Deportivo acumuló su sexta victoria y concretó su clasificación al "Súper 6”, del que luego saldrán los cuatro semifinalistas del torneo. Con un alto nivel de juego, los sanvicentinos se ilusionan tras ganarle a Lobos, el actual campeón de la competencia, la semana anterior.

El partido

En la previa del match, Llavallo se presentaba ante el Deportivo como un rival áspero y difícil de vencer, con el que históricamente ha alternado derrotas con victorias y mantiene una cierta "pica”. Con todo, el arranque del partido fue una demostración de básquet avasallante por parte de los sanvicentinos: un primer cuarto demoledor. Con excelentes aportes al goleo de Ramiro Santillán, Ramiro Malcorra y el sorpresivo juvenil Nicolás "Bestia” Lemes, el Depo se ponía 32-13 en apenas diez minutos de juego y mostraba una superioridad absoluta.

El segundo cuarto mantuvo la tendencia: la defensa colectiva, bien plantada y organizada, manejaba los hilos de un equipo que metía todo lo que tiraba. En ese punto, apareció la figura del gigante Alejandro Lunius, el pivot estrella de los sanvicentinos, que se despachó con una seguidilla de 13 puntos. Con un resultado de 51-20 a favor del local, terminaba el primer tiempo y parecía que había poco lugar para las sorpresas.

Sin embargo, en el tercer cuarto, Llavallol salió a la cancha con aires renovados y ante un San Vicente dormido desplegó todo su potencial de juego. Con un admirable poder de recuperación, el equipo visitante aprovechó la distracción de su rival y llegó con firmeza hasta el aro. No obstante, el Deportivo encontró en el ingreso de su histórico capitán, Roberto Suárez, tres triples de oro que se convirtieron en oxígeno. El tercer cuarto cerraba entonces con una ventaja de 13 puntos para los locales.

En el último parcial, no hubo lugar para sorpresas. El Depo reacomodó su defensa y mantuvo su ventaja, que terminó cerrando con el definitivo 79 a 70.

En el partido se destacaron la labor de Alejandro Lunius y la tarea defensiva de su hermano Nicolás. También Rodrigo Malcorra selló su habitual aporte, esta vez acompañado de las buenas actuaciones de Ramiro Santillán y del prometedor Nicolás Lemes. Otro juvenil, Tomás Pré, tuvo sus minutos en cancha y estuvo a la altura.

 

Comentarios

Otras Noticias