Fútbol infantil

San Vicente mostró buen fútbol en Glew

Ante Defensores, el único puntero de la liga, los chicos del Club Deportivo lamentaron varias derrotas pero estuvieron a la altura con un gran nivel de juego. Tremenda victoria de la 2002, que sigue puntera.
martes, 06 de octubre de 2015 · 17:03

Las categorías de fútbol infantil en cancha de 5 del Club Deportivo San Vicente se toparon el último sábado con un escollo difícil: enfrentaron como visitantes a Defensores de Glew, el puntero absoluto de la división B de la Liga Adiab, que presenta cinco sobre seis equipos punteros, y tan sólo pudieron cosechar dos puntos gracias a la victoria de la categoría 2002.

Por la sexta fecha de la segunda rueda de la liga, el Depo se mantiene cuarto en la tabla general de todos los clubes y presenta grandes chances de ascender a la primera división. Contra Defensores, la suerte no acompañó al conjunto sanvicentino. Sólo la categoría 2002, en un partido brillante, pudo obtener un triunfo: fue 1 a 0. El resto de las categorías, cayeron ante Glew, cuyos equipos van todos punteros excepto la 2002. La 2003 del Depo perdió 2 a 0; la 2004 cayó 4 a 0; la 2005, 5 a 2; la 2006, 4 a 0; la 2007, 6 a 3; y la 2008, 4 a 1.

Los partidos

En el arranque de la jornada, el 1-0 de la 2002 sanvicentina, que va puntera en su tabla de posiciones, fue un baldazo de optimismo. Ante un equipo que esperaba encerrado en su defensa y que apostaba al contraataque, el Deportivo supo apuntalar un juego paciente, con buen dominio de pelota, en el que superó ampliamente a su rival y pudo definir en la pelota clave gracias al talento de Nicolás Luayza. Con un gran rendimiento colectivo, se destacaron el arquero Nicolás Valeiras, los defensores Brian y Lautaro "Teo” y Mateo Báez en el ataque.

A la 2003 le tocó sufrir un partido parejo, que bien podría haber sido un empate o incluso una victoria para los sanvicentinos. Fue 2 a 0, pero la primera parte del encuentro culminó con el marcador igualado en cero. En el segundo tiempo, ante alguna distracción de los visitantes, Defensores supo aprovechar sus escasas llegadas de gol y estampó el 2-0 definitivo. Dolieron, y mucho, las dos pelotas que desde el Deportivo estrellaron en los palos durante el primer tiempo. Todo el equipo sanvicentino se lució, empezando por nombres como Franco Ábila y Juan Pablo Rodríguez, Mauro Guevara, Federico Pacheco y Manuel Almandoz.

A la 2004 del club dirigido por Juan Espinoza le tocó un rival muy superior que, puntero cómodo en su división, se prepara para dar el grito de ‘campeón’. Co un mayor volumen de juego y mucha capacidad goleadora, Glew se impuso 4 a 0 ante un Deportivo que se esforzó hasta el final del encuentro y dejó una buena imagen. Hubo buenas intervenciones del arquero Luca Ríos y también de Tobías Ardis, Miqueas Hady, Lautaro Bazán y Juan Cruz Bona.

La derrota por 5 a 2 de la 2005 fue especialmente dolorosa. También ante los punteros, los chicos del Depo empezaron un partido en el que ‘hicieron casi todo bien’, al menos durante el primer tiempo. Ganaban 1 a 0 y después 2 a 1, pero en el arranque del segundo tiempo el fundamental arquero Luca Ríos recibió un pelotazo que lo hizo sangrar y hasta le aflojó un diente. Con el arquero todavía afectado, Defensores aprovechó la oportunidad para avanzar sobre su rival y así se despachó con cuatro goles en pocos minutos.

Quizá el golpe más duro de la jornada para el Deportivo le haya tocado vivirlo a la categoría 2006. Fue 4 a 0 y los de Glew fueron claramente superiores a lo largo de los cuarenta minutos de juego. Si bien durante el primer tiempo los del Depo lograron acercarse y concretar alguna llegada, la pelota no quiso entrar y eso, en fútbol, se paga muy caro. Defensores, por su parte, tuvo una gran conexión con el arco. Martino Pizzi, Marcos Del Río, Zahir Correa, Román Retamozo y Manuel Gentile fueron algunas de las piezas clave que hicieron funcionar al Depo.

Por fuera del resultado, la 2007 del Depo protagonizó el partido más entretenido de la tarde y el de mayor vuelo futbolístico. En un match cambiante y vertiginoso, los sanvicentinos ganaban 3 a 1 en el primer tiempo y, con humildad y sacrificio, doblegaban al puntero. Pero la fiesta duró poco, porque en el segundo tiempo Glew logró imponer su estilo de juego, el que lo lleva a estar primero en casi todas las categorías, y así empató y dio vuelta el partido hasta llegar al 6 a 3. Glew fue superior, aunque inestable, y el Depo no logró aguantar durante todo el partido el ritmo impuesto por los de Almirante Brown. Leo Espinoza, uno de los jugadores más importantes de la cancha.

Los más chiquitos, de la categoría 2008, no tuvieron mejor suerte que el resto de su club. De hecho, en una réplica de otros partidos de la misma jornada, ganaba 1 a 0 e ilusionaba, pero al final Glew, un equipo claramente superior, pudo sacar ventaja y estirarse hasta el 4 a 1. El gol sanvicentino fue de Thiago Furrer y también se destacaron Facundo Márquez, Thiago Luayza y el "Cepillo” Ludueña.

 

 

 

 

Comentarios